Perredistas impugnaron el proceso de organización del Congreso Nacional del partido, previsto para este fin de semana por considerar que no se respetaron los procedimientos de la convocatoria que emitió el consejo, en el cual se definirá la renovación del instituto político.

En conferencia, Roberto Morales Noble, secretario Electoral del sol azteca, dijo que integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD presentaron alrededor de 15 impugnaciones ante órganos jurisdiccionales internos por “omisiones” en los términos en que se llevaría a cabo el congreso, así como ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) “para que ordene (al partido) reponer los procedimientos”, y plantean la posibilidad de que, si proceden, se posponga el congreso de este 17 y 18 de noviembre.

Acusaron una falta de certeza y transparencia en la realización del Congreso Nacional, que además “tiene como trasfondo político (la intención de) imponer la ruta de cambios superficiales y administrativos, con la finalidad de nombrar dirigencias a modo, tanto a nivel nacional como estatal, para así evitar la elección interna que jurídicamente están obligados a realizar”.

En este sentido, Irán Moreno Santos, secretario de Relaciones Internacionales del instituto político, dijo que también han pedido al TEPJF “que mandate al partido a hacer las elecciones internas”.

Consideró que la militancia es la que debe decidir la transformación del PRD, incluso en el cambio de nombre, logotipo y colores que anteriormente planteó el exdirigente, Jesús Zambrano, además de que, añadió, no se escucha a los militantes y todas las decisiones se han tomado desde las corrientes que dirigen al perredismo.