Los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) ajustarán sus salarios en los términos que establezcan las leyes respectivas, afirmó Lorenzo Córdova Vianello.

El consejero presidente del órgano autónomo dijo que el gasto de la institución, y que así quedó demostrado el pasado proceso electoral, se justifica toda vez que es para garantizar la recreación de la democracia de manera pacífica.

Córdova Vianello acudió a la Cámara de Diputados, acompañado de los consejeros electorales Marco Antonio Baños, Pamela San Martín, Claudia Zavala y Jaime Rivera, al inicio formal de la entrega de los 300 expedientes de las elecciones de diputados federales por el principio de mayoría relativa.

“El INE siempre ha ajustado sus decisiones presupuestales a lo establecido en la ley. Siempre lo ha hecho, está ocurriendo hoy y va a ocurrir el día de mañana”, respondió a pregunta específica sobre si están dispuestos los consejeros electorales a recibir menos salario por su trabajo, ya que Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo de México, ya anunció reformas legales para bajar las remuneraciones de la alta burocracia.

El año pasado, recordó Córdova Vianello, los consejeros del  Instituto Nacional Electoral plantearon reducir sus salarios, decisión que fue invalidada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Comentó que, si bien debe haber racionalidad en el uso de los recursos, la autoridad electoral tiene facultades constitucionales que no puede dejar de realizar como la expedición de más de 16 millones de credenciales electorales al año, cuyo costo asciende a 3,800 millones de pesos.

“Somos y siempre hemos sido partidarios de la austeridad sin que ello ponga en riesgo, por supuesto, las funciones que tenemos que ejercer”.

Fue claro también en que el objetivo del INE durante el proceso electoral y que está por concluir “no fue generar ahorros”.

“El propósito en este año está cumplido y era darles paz pública a las y los mexicanos, generando condiciones para que pudieran ejercer su voto de manera libre y secreta y que su voto fuera respetado”.