Los huracanes y las inundaciones representaron 40% de los daños derivados de desastres naturales durante 2018 en el país, reveló la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

“A pesar de las lamentables pérdidas y el riesgo que estos fenómenos representan, se siguen observando niveles bajos de aseguramiento, sobre todo en los negocios medianos y pequeños ubicados en zonas vulnerables, como las costas”, recalcó el director general de Asociación, Recaredo Arias.

Durante 2018, los daños catastróficos por fenómenos naturales costaron 11,386 millones de pesos al sector asegurador, de los cuales 4,633 millones correspondieron a riesgos hidrometeorológicos.

Precisó en un comunicado que este tipo de riesgos se refieren a huracanes, inundaciones, lluvias, granizadas y deslaves, que van al alza debido al cambio climático, entre otros.

El año pasado se pagaron indemnizaciones por 4,633 millones de pesos por dichos fenómenos, mientras que en 2017 el monto fue de 4,56 millones, un incremento de 14 por ciento.

Las primas de daños que incluyen riesgos hidrometeorológicos sumaron en 2018 un valor de 10,865 millones de pesos, mientras que en 2017 la cifra fue ligeramente mayor, con 10,870 millone.

Pese a ello, en México apenas 6.5% de las viviendas está asegurada por iniciativa de sus dueños, 5% de las microempresas, 15% de las compañías pequeñas y cerca de la mitad de las medianas y grandes.

“Es importante comentar que aún existe la falsa percepción de que los desastres naturales fuertes son esporádicos; sin embargo, hay eventos de menor magnitud que han generado grandes pérdidas y tanto la ciudadanía como los gobiernos locales no asegurados tienen que solventar el costo de los daños”, resaltó el directivo.

En 2018 ocurrieron cinco eventos catastróficos en México: los huracanes Bud y Carlotta que sucedieron en junio, además de Willa en octubre; la depresión tropical 19-E en septiembre y la tormenta tropical Vicente en octubre.

Para la temporada de huracanes 2019, que inició a mediados de mayo en el Océano Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico, se espera que impacten en el país cerca de 33 eventos hidrometeorológicos, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

De ellos, 14 serían tormentas tropicales y el resto huracanes, desde categoría 1 a 5 en la escala Saffir-Simpson.

Ante estos eventos naturales, la AMIS recomienda identificar todos los riesgos a los que se está expuesto y solicitar la asesoría de una persona especialista en seguros (agente); preguntar todas las dudas y sobre todo el alcance de las coberturas al momento de contratar el seguro.

También sugiere evaluar que la protección adquirida (suma asegurada) sea adecuada a los riesgos que se desean cubrir; tener en claro cuándo aplica la cobertura y cuándo no (exclusiones) y valorar el monto del deducible y el coaseguro (cantidad con la que el usuario contribuye para cubrir el siniestro), entre otros.