El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, defendió su postura de que el cubrebocas sólo es “un instrumento auxiliar” para prevenir el contagio de Covid-19, y no hay evidencia científica de que sea capaz de “interferir” para que una persona se contagie.

Durante la conferencia de prensa de este miércoles 12 de agosto en Palacio Nacional, el funcionario dijo que su postura ha sido lineal desde abril y está reflejada en la guía de control de infecciones. Incluso, proyectó un video con comentarios y exposiciones que ha hecho desde abril sobre este dispositivo.

“El cubrebocas es un instrumento auxiliar de la prevención de las enfermedades respiratorias, en este caso de Covid-19. Es un instrumento que se conoce que puede interferir con la salida de las partículas líquidas en la nariz y la boca que lleva el virus y son las partículas contaminantes. Y hay evidencia científica diversa, con la Influenza, pero también ahora con el Covid, que corroboran la impresión de consenso de que es buen instrumento auxiliar si se da de manera correcta para que las personas que tienen el virus no proyecten a otras personas.

“En cambio, no hay evidencia científica útil, y lo más probable es que no sea una cualidad del cubrebocas, que sea capaz de interferir con la llegada de los virus, a menos de que sea una barrera de suficiente densidad del material, que sea muy grueso como son las mascarillas N95. Y éstas se usan en el personal de salud que están en contacto más directo con las personas enfermas de Covid, en particular aquellos profesionales de la salud que practican procedimientos como la intubación o la toma de muestras que generan aerosoles, que son una de las tres formas líquidas que pueden propagar al virus”, aseveró.

El funcionario de la Secretaría de Salud federal dijo que esta exposición se debe a diversas críticas y cuestionamientos que ha recibido en las que se señalan las supuestas “inconsistencias de López-Gatell”.

El funcionario explicó que también hace estos comentarios porque el Congreso de Colima discutirá en breve una iniciativa para sancionar a aquellas personas que en aquella entidad no usen tapabocas en las calles.

López-Gatell refirió que el gobierno federal no promueve medidas como esa, porque sugieren y promueven actos de violación a los derechos humanos. Aseguró que las medidas de prevención no deben significar obligación para las personas.

Apenas el pasado 5 de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó sus guías en donde recomendó a los gobiernos del mundo que pidan a sus ciudadanos el uso de cubrebocas en áreas públicas donde hay riesgos de transmisión de Covid-19, y así ayudar a reducir la propagación de la pandemia.

“Tenemos evidencia ahora de que si esto se hace apropiadamente, puede proporcionar una barrera… para las gotitas potencialmente infecciosas”, dijo a la agencia Reuters la experta técnica principal de la OMS, Maria Van Kerkhove.

México registra 54,666 fallecimientos

La Secretaría de Salud reportó el miércoles 737 decesos nuevos por Covid-19 respecto a los notificados ayer, con lo que el número de víctimas fatales subió a 54,666 en el país.

En las últimas 24 horas se registraron además 5,858 casos confirmados de la nueva cepa del coronavirus, elevando el conteo a un total de 498,380 contagios.

Más temprano, el presidente argentino, Alberto Fernández, dijo que México y su país se encargarán de producir en la región una potencial vacuna que está siendo desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford.

jmonroy@eleconomista.com.mx

kg