Por segunda ocasión, luego de un juez había ordenado retirar la medida, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaria de Hacienda congeló seis cuentas bancarias de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), como parte de su investigación por presunto lavado de dinero.

Es conocido que como parte de sus investigaciones desde el 2019, la UIF identifica al presidente del Patronato de la Universidad, Gerardo Sosa Castelán, con presuntas actividades irregulares desde cuentas bancarias.

Incluso, desde febrero de ese año, a petición de la Administración para el Control de Drogas (DEA), la UIF mantiene abierta una investigación por lavado de dinero en contra el patronato de la UAEH, situación que le llevó a ordenar el congelamiento de cuentas, pero un juez ordenó su liberación.

El 26 de febrero del año pasado, la UIF detectó movimientos inusuales en varias cuentas de la casa de estudios, como depósitos y transferencias internacionales de 22 países, que implicaban un monto 151 millones de dólares.

Hace unos días, el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Noveno Circuito, ordenó que se descongelaran las restantes, pero el Patronato no ha podido comprobar el origen de los millones de dólares, situación que argumentó la UIF para ordenar nuevamente el congelamiento de esas seis cuentas.

De acuerdo con autoridades federales, la Unidad de Inteligencia Financiera podría presentar que en los próximos días una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Finalmente, el pasado 28 de mayo, mediante una carta abierta, la UAEH solicitó la destitución de Santiago Nieto como titular de la UIF.

[email protected]