El gobierno federal dio a conocer el inventario de equipo médico que solicitó a su homólogo de Estados Unidos en caso de que se interese por adquirir, y pagar en espacie, el avión presidencial.

Se solicitaron 250 ambulancias; seis equipos de resonancia magnética; seis angiógrafos; 10 tomógrafos; tres aceleradores lineales; 130 equipos de Rayos X; 13 equipos para mastografía; 998 camas y 1,000 camillas; 71 estelirizadores; 435 ventiladores; 291 lámparas y 181 camas quirúrgicas; entre otros equipos y materiales cuyo costo sumaría 2,499 millones 960,000 pesos.

“Tenemos un estimado de los equipos que podríamos tener vendiendo el avión o rifando el avión, porque de acuerdo al avalúo, el avión cuesta 130 millones de dólares, son como 2,500 millones de pesos”, refirió.

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que esta lista ya fue entregada al gobierno estadounidense, y se está a la espera de que responda si desea quedarse con el TP-01 de la Fuerza Aérea Mexicana, y pagar con el equipo médico que sería destinado al recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

El mandatario presentó una gráfica con el material general que aún así se seguiría requiriendo para la operación de hospitales públicos; por ejemplo 1,000 ambulancias y 4,889 camillas. López Obrador dijo que el costo de este material sería de 13,083 millones 170,000 pesos.

Aseguró que no es verdad que el gobierno mexicano no pueda vender el avión presidencial. Indicó que Banobras tiene la posesión y por lo tanto puede hacerse la operación de venta del Boeing 787-8.

“Es que no es cierto, o sea, el avión es nuestro, es de todo el pueblo, es un crédito de Banobras, y Banobras es banca de desarrollo, es del pueblo, del gobierno, no hay ningún problema. O sea, escuché ya eso de que no se podía vender porque no era nuestro. Claro que se puede; si no, no lo estaríamos haciendo”, planteó.

[email protected]