Al cumplirse hoy 28 de febrero un año de que se informara sobre el primer caso de Covid-19 en México, y aunque durante ese tiempo diversos especialistas demandaron al gobierno federal hacer cambios en su estrategia debido al elevado número de contagios y fallecimientos, la Secretaría de Salud dijo fue un año de aprendizaje, y reprochó nuevamente que padeció un sistema de salud debilitado.   

Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) de la Secretaría de Salud, aseguró que durante el año, el gobierno federal recibió y atendió las propuestas que hicieron diversos grupos académicos, especialistas y médicos, aunque no especificó cuáles fueron las modificaciones que se supuestamente se hicieron con base en dichas iniciativas.

Cabe destacar que al cumplirse hoy un año de que se diera a conocer el primer caso en México, la Secretaría de Salud federal reportó un acumulado de 2 millones 086,938 contagios documentados, así como un acumulado de 185,715 personas fallecidas por complicaciones del nuevo coronavirus. Esas cifras colocan a México como el tercer país en el mundo con más fallecidos a causa de la pandemia, después de Estados Unidos y Brasil, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

“Entonces, el balance: hemos tenido un aprendizaje muy importante, se han mejorado y se han incorporado mucho componente de lo que se ha aprendido, agradeciendo a los diferentes grupos que de manera propositiva han planteado estrategias innovadoras que se han ido incorporando y que seguramente tendrán un peso importante en la nueva estrategia para ir teniendo una apertura de las entidades sociales y económicas que ya se necesitan cada vez más activar”, dijo Ruy López Ridaura.

El médico especialista dijo que durante el año de la pandemia de coronavirus, la Secretaría de Salud enfrentó la demanda de servicios médicos con un sistema de salud en declive.

“En general, se han buscado siempre mejorar las alternativas y así se ha hecho, no solamente en la expansión hospitalaria que ha sido uno de los grandes retos que tuvimos que enfrentar en esta pandemia, ante un sistema que tenía una gran debilidad en la atención de la infraestructura hospitalaria y en la atención médica en general en el primer y segundo nivel de atención”, afirmó.

Desde la perspectiva del funcionario, la Secretaría de Salud diariamente realizó un trabajo de auto evaluación para corregir.

“Y este es un balance que hemos hecho todos los días. Todos los días tenemos una discusión entre los grupos, vemos qué se puede hacer mejor, qué se pudo haber hecho, y este es un balance que tenemos continuo”, refirió.

El pasado 27 de enero, un grupo de 38 especialistas de 29 instituciones nacionales e internacionales, coordinados por el Instituto Nacional de Salud Pública, pidieron al gobierno federal replantear su estrategia contra el Covid-19 ante el aumento de contagios y fallecimientos. Sugirieron mandar un mensaje que permee en todos los estratos sociales sobre el uso de cubrebocas; aplicación de pruebas rápidas; una guía médica y un programa que evite los contagios masivos en casa, entre otras medidas.

Al respecto, durante la conferencia de este domingo en Palacio Nacional, Ruy López Ridaura dijo que la Salud ya trabaja con ese grupo de expertos y próximamente se presentarán acuerdos y resultados.

“Pronto estaremos anunciando qué es el resultado que se obtuvo de este seminario propositivo y su incorporación a nuevas estrategias en estas bases subsecuentes”, mencionó.

Desde su perspectiva, el director del Cenaprece dijo que la Secretaría de Salud federal sí promovió la labor epidemiológica casa por casa.

“También hubo un gran competente importante del abordaje epidemiológico del rastreo de contactos, de la promoción de la salud, para modificar y detener las cadenas de transmisión, con mensajes más directos y más claros En algún momento se identificó la necesidad de reforzar el abordaje comunitario de covid, de salir alas calles, estar haciendo rastreos casa por casa, barridos, en las personas estar buscando los casos”, sostuvo.

Por su parte, Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes, directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades no Transmisibles, dijo que a lo largo de la semana que comienza, los funcionarios de Salud presentarán “aristas positivas y negativas” de su actuación durante el año de la pandemia.

“Para la atención de esta pandemia, una de las principales fortalezas fue el trabajo intersectorial. Es decir, no solo ha trabajado la Secretaría de Salud, ha trabajado con el ámbito privado, con los investigadores, con la red nacional de laboratorios de salud pública, con los epidemiólogos de todas las entidades federativas y los servicios estatales de salud”, refirió.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg