Después de que la FGR solicitó el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, por la presunta comisión de delincuencia organizada, operación de recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, el gobernador negó haber violado la ley, al tiempo que acusó al partido de Morena un “uso faccioso de la justicia”.

“Morena filtra una supuesta acusación en mi contra. De nuevo el uso faccioso de la justicia donde no hay delito. Se orquesta una embestida política. Esperaré a ser notificado para tener detalles y fijar mi posición. Nunca he violado la ley. Me defenderé ante cualquier atropello”, escribió el mandatario en sus redes sociales.

Y es que, este martes, se informó que la Fiscalía General de la República (FGR) envió una petición de desafuero contra García Cabeza de Vaca al presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Moisés Ignacio Mier Velazco.

La Cámara Baja indicó haber recibido de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda, la solicitud de declaratoria de procedencia en contra del mandatario local emanado del PAN, con lo cual, la FGR podría emprender acciones penales en su contra.

"La solicitud en comento será ratificada a las 12:00 horas del día 25 de febrero del año en curso que se encuentra dentro del plazo que establece la ley", destaca el texto recibido por Mier Velazco.

Asimismo, la Cámara de Diputados explicó que los señalamientos derivan de una denuncia interpuesta hace meses por parte de particulares, quienes acusan a Cabeza de Vaca de enriquecimiento ilícito por más de 951 millones de pesos.

“La Unidad de Inteligencia Financiera y el Ministerio Público integraron la carpeta de investigación y han podido acreditar que entre abril y diciembre de 2019 se realizaron triangulaciones financieras que le reportaron ingresos por 42 millones de pesos de una empresa fachada que no cuenta con empleados, capital ni antecedentes de declaraciones fiscales, denominada TC12”, agregó la información difundida por el recinto de San Lázaro.

Además, se dijo que esta empresa fachada habría recibido los recursos a su vez de otra empresa, cuyos socios son declarados como sospechosos de operaciones de procedencia ilícita en Estados Unidos, por lo que se configuran los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal, así como enriquecimiento ilícito.

Cabe señalar que, según los estatutos del Congreso, tras un juicio político y en caso de aprobarse la Declaración de procedencia, Francisco García Cabeza de Vaca sería inmediatamente separado de su cargo, para luego ser sujeto a un proceso penal.

Mientras que en caso de que sea rechazado el desafuero, el gobernador local sólo podrá ser acusado cuando haya concluido el desempeño de su periodo al frente de la entidad, es decir, hasta el 2022.

Francisco García Cabeza de Vaca, fue electo para gobernar el estado de Tamaulipas del 2016 a 2022.