El fiscal general de Oaxaca, Héctor Joaquín Carrillo, reveló que las primeras investigaciones en torno del asesinato de una familia, entre ellos un menor de edad, indican que fueron víctimas del fuego cruzado entre dos grupos delincuenciales, cuyo objetivo era asesinar a Isidoro González Jerónimo, alías el Isis.

El pasado sábado, en un hecho que causó conmoción debido a las fotografías que circularon del crimen, Juan Alberto Pano de 24 años, su esposa Alba Isabel Colón de 17 años, y su pequeño hijo, Marcos Miguel Pano Colón, de apenas siete meses de nacido, fueron asesinados en Pinotepa Nacional, Oaxaca, cuando salían de la tienda Vig’s.

En ese marco, el fiscal reveló que hay siete personas detenidas, al haber sido señaladas por testigos sobre su presencia en la zona del crimen.

Destacó que entre esos detenidos se encuentra una persona que fue testigo presencial del ataque y que se encontraba dentro de la tienda de conveniencia; las otras seis son originarias de Marquelia, Guerrero, quienes habrían ayudado a escapar a Isidoro González, el Isis, quien se encontraba en la tienda Vig’s y era el objetivo de la balacera.

Todo advierte que el ataque y las cuatro víctimas fatales son resultado de una reyerta entre dos bandas criminales que se disputan el control del tráfico de drogas en la zona. Uno de los grupos es originario del estado de Guerrero , explicó el fiscal.

Cabe destacar que, además de la familia, en el lugar de los hechos también se encontró a una cuarta víctima. Se trata de Isidoro González, quien resultó herido por los disparos en las inmediaciones y murió en un hospital regional. De acuerdo con la fiscalía, el occiso también usaba como identidad el nombre de Víctor Enrique de la Paz y estaba presuntamente vinculado con diversos delitos.