En el marco del Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó que a pesar de que México cuenta con un marco legal e instrumentos internacionales para combatir la trata y explotación de personas, no se ha logrado formular una política pública integral para erradicar este delito.

La CNDH afirmó que no es suficiente contar con una legislación en la materia, sino que se debe materializar su contenido para atender a las víctimas de las distintas modalidades de trata y explotación.

A través de un comunicado, el organismo nacional apuntó que a nivel global, los países detectan más víctimas y se sentencian más tratantes, sin embargo el número de personas que terminan en procesos de esclavitud y explotación va en aumento.

“Lo cual quiere decir que las estrategias represivas de los Estados no han sido la solución principal, y es imperante promover la urgente necesidad de abordar la trata de personas en su dimensión de violación a derechos humanos, lo cual implica identificar las formas en que estos se vulneran a lo largo del ciclo de la trata de personas y las diversas modalidades de explotación”.

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional sobre la Situación de la Trata de Personas en México 2019, elaborado por la CNDH a partir de información obtenida de las Procuradurías y Fiscalías Generales de Justicia a nivel local y federal, entre junio de 2012 y julio de 2017, el 85% de las posibles víctimas identificadas fueron mujeres y la trata de personas con fines de explotación sexual es la que más afecta a niños, niñas y adolescentes.

Por otra parte, la Comisión Nacional resaltó la falta de diagnósticos de personas de la comunidad LGBT+ que se encuentran invisibles por las autoridades y pertenecen a los grupos más vulnerables en la comisión de estos delitos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Discriminación 2017 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) los grupos de personas transgénero y transexuales, así como personas homosexuales son los más discriminados en el país, por encima de las personas indígenas y con discapacidad.

Finalmente, la CNDH instó a las Procuradurías y Fiscalías Generales de Justicia, al Instituto Nacional de Migración, así como a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas capacitar a su personal sobre el respeto a los derechos humanos y las garantías de esa población para su debida detección, garantizando con esto su derecho al acceso a la justicia y a la asistencia durante la recuperación, rehabilitación y reinserción.