La Legión de Cristo fue golpeada por los escándalos de su difunto fundador el padre Maciel Degollado, ante esta situación, estudiantes de la Universidad Anáhuac, instituto perteneciente a esta orden, muestran sentimientos ambivalentes sobre su futuro profesional. Mientras la mayoría expresa confianza por las herramientas ofrecidas por esta escuela, existe un sector que teme a la estigmatización y señalamiento profesional.

Roberto Camarena estudia el tercer semestre de la carrera de Economía en la Universidad Anáhuac del Sur, tiene 19 años y aunque es joven, tiene muy claro su panorama futuro de vida: Me veo poniendo mi propia empresa de acción social .

Para lograrlo dice que es necesario rodearse de gente que posea los mismos valores y creencias que él; con base en ello, planea estructurar la organización: Hasta arriba está Dios , contesta a propósito de sus ideales y prioridades, a partir de eso se construye todo lo demás .

¿Los mayores obstáculos para lograr su sueño? Que no crean en mí, en mi causa . Para lograrlo está dispuesto a tocar las puertas de las empresas. El caso de la Legión está, considera, muy separado de sus planes y oportunidades laborales, son mi vida pero al fin y al cabo es una creencia aparte. El hecho de hacer algo de acción social, no quiere decir que tenga que ver con los Legionarios .

Roberto confía en la herramientas que este instituto le brinda: se llama Vértice y en él los alumnos tienen la posibilidad de conocer gente importante, empresas y directivos, los cuales espero que ayuden... para hacer esa ONG que quiero .

Para Brenda, alumna de esta misma escuela, quien estudia y trabaja, el sentimiento es diferente. Sabe de sus capacidades profesionales pero teme que la relación Legionarios con la Anáhuac comience a cerrarle oportunidades. Y es que para ella es duro cargar con la cruz de esa parroquia. Dice que hay compañeros que comparten su sentir y comparten el temor a los prejuicios y estigma social.

Diana Hernández, cursante de la licenciatura en Mercadotecnia, dice que la competencia es su mayor obstáculo para obtener el puesto gerencial que anhela. Rechaza que el vínculo de la Anáhuac con los Legionarios impida realizar sus metas, pues es laica, ves personas de otras religiones y algo ético sería no meterte en el tema de la religión. Yo soy católica pero igual podría ser budista o judía y eso no tiene nada que ver con los conocimientos que voy a adquirir.

Toda mi vida estuve en colegios de Legionarios, toda mi vida estuve en el Oxford y sí, escuchas comentarios de: ‘el padre Maciel esto’, pero son cosas que se te resbalan... y no creo que me llegue a afectar profesionalmente en ningún momento, expresa Diana quien sueña con ser gerente de marca en las empresas Coca-Cola o L’oréal. Buscar trabajo, ingresar a las prácticas profesionales, continuar con los estudios y dominar varios idiomas son las estrategias que esta estudiante se ha marcado para obtener los 20,000 pesos de sueldo inicial que se ha propuesto.

[email protected]