Sin encontrar pruebas de su relación con los Zetas, o bien con el blanqueo de recursos, la Audiencia Nacional de España dejó en libertad provisional, sin pago de fianza, al exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien a su salida de la cárcel dijo que tomará ese hecho como una experiencia más en su vida.

Moreira abandonó la cárcel de Soto del Real a las 7:50 de la noche del viernes en Madrid, acompañado por su esposa, Vanessa Guerrero, y su abogado, Ulrich Richter; sin embargo, Moreira no podrá salir de España, pues le fue retirado su pasaporte.

A su salida, el exgobernador causó polémica nuevamente, pues lució una chamarra de la marca Moncler, cuyo costo supera los 25,000 pesos y es sólo utilizada por artistas internacionales. En breves declaraciones a la prensa tras salir de la prisión en la que permaneció desde el pasado 15 de enero, Moreira dijo que sólo quería comerse unas papas bravas con su esposa, y que seguirá estudiando su posgrado en publicidad en Barcelona. Por supuesto que no tengo nada que ver con los Zetas. Ellos mataron a mi hijo , aseguró Moreira Valdés.

El juez de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz, declaró la libertad del exlíder nacional del PRI, pues por ahora no pudo concretar que Moreira se reunió con líderes de los Zetas, lo que permitiría a la Fiscalía sostener sus acusaciones de que el dinero que supuestamente blanqueó en España pudo proceder del tráfico de drogas.

Y es que a Moreira se le relacionaba además con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, considerados en tribunales de Estados Unidos como lavadores de dinero para los Zetas.

La defensa de Moreira, encabezada por los abogados Manuel Ollé Sesé y Ulrich Richter, presentaron documentos, que fueron aceptados por el juez, como demostración de a procedencia lícita de los 217,000 euros transferidos en el 2013 desde las dos empresas investigadas y a nombre de Moreira: Unipolares y Espectaculares del Norte y Negocios.

La defensa presentó también como argumento de que Moreira ya había sido investigado en México sin ningún procedimiento en su contra, un acta firmada el 12 de noviembre del 2014 por el agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la PGR, Ciro Osvaldo Hurtado Mendoza, quien archivó el expediente luego de una denuncia anónima que lo incriminaban en los delitos de narcotráfico y enriquecimiento ilícito.

[email protected]