Clamores de ayuda y justicia retumbaron en Palacio Nacional por parte de unas 200 madres y familiares de personas desaparecidas, para pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que agilice la localización con vida de las más de 40,000 personas desaparecidas que hay en el país.

Durante la presentación en Palacio Nacional del primer informe del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, la señora María Isela Valdez Chaires se arrodilló ante el presidente de la República para suplicarle localizar a su hijo Roberto Flores Valdez, desaparecido en Tamaulipas. El Mandatario federal escuchó a la mujer, le firmó un documento, y luego le ayudó a incorporarse.

La señora María Isela Valdez contó que recientemente localizó una osamenta en Ciudad Victoria, pero la fiscalía de Tamaulipas le prohibió sacar los restos a los cuales busca identificar. “Por eso yo le pedí y le supliqué al presidente de la República”, dijo la mujer.

Asimismo, unos 200 familiares de personas desaparecidas interrumpieron en varias ocasiones a los oradores en Palacio Nacional para demandar atención y agilizar sus casos. “¡Hijo, hija, escucha, tu madre está en la lucha!”; “¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!”; “¡Encuentren a nuestros hijos!”, gritaron en el Salón Tesorería de Palacio Nacional.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no se va a ocultar y siempre va a dar la cara, “por difícil e incómodo que sea, voy a estar dando la cara por este lamentable asunto. Es la peor herencia que nos dejaron los gobiernos anteriores”, afirmó.

“No me importa que griten, tienen todo el derecho”, dijo López Obrador ante los familiares de desaparecidos. Mencionó que su gobierno tiene 72 prioridades, y la búsqueda de personas es la número uno.

López Obrador aseguró que es una “vil mentira” que su gobierno esté recortando recursos a la Comisión Nacional de Búsqueda. “Y lo puedo decir, lo puedo gritar a los cuatro vientos, va a haber justicia en México”, prometió.

“No nos confundan. No somos iguales, no somos corruptos, no permitimos la impunidad, no somos encubridores. Nosotros queremos que se haga realidad la justicia en México y estamos por una transformación”, añadió.

Ésta es la segunda ocasión en que como titular del Ejecutivo federal, López Obrador se reúne con familiares de víctimas de desaparición.