Cartagena de Indias, Col. En la VI Cumbre de las Américas se obtuvieron dos acuerdos concretos en materia de seguridad. Los presidentes de 31 países acordaron crear el Sistema Interamericano contra el Crimen Organizado Transnacional y le dieron carta abierta a la OEA para que explore todas las alternativas que hagan más efectiva y menos costosa la lucha contra la delincuencia.

Jefes de Estado de Estados Unidos, Canadá, Brasil, Argentina y Chile respaldaron la propuesta de México para crear el sistema interamericano contra el crimen organizado este año.

Con la puesta en marcha del Sistema, México será el principal promotor para edificar un centro que coordine un plan de acción hemisférico contra la delincuencia.

Al término de la Cumbre, el presidente Felipe Calderón adelantó que México será sede de las sesiones de trabajo entre expertos de seguridad y procuración de justicia del continente. Fruto de estas deliberaciones, se irá configurando una red continental sobre las políticas y las acciones que se pondrán en práctica .

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reveló que los países le han dado carta abierta a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que analice nuevas estrategias de seguridad.

En conferencia de prensa, el colombiano comentó que en la mesa de jefes de Estado se propusieron alternativas que van desde el flujo de las drogas hasta la pena de muerte para los narcotraficantes, como ocurre en países asiáticos, y castigos drásticos para los consumidores. La condición es que todas las propuestas se evalúen con expertos.

El tema de las drogas era un tema que nadie se atrevía a poner sobre la mesa (...) Los presidentes no discutían los temas álgidos, los temas calientes. Aquí se discutieron todos. Qué maravilla de cumbre, por fin estamos discutiendo los temas , lanzó.

En su espacio con los medios, el presidente Calderón expuso que darle carta abierta a la OEA no indica un fracaso de la estrategia mexicana, al contrario, dijo, fortalecerá la lucha contra la delincuencia. Calificó como un éxito la cumbre, pues sólo para un observador poco cuidadoso los acuerdos pasarían desapercibidos.

Afirmó que el encuentro sentó las bases de corresponsabilidad en materia de seguridad, lo que se había exigido desde hace tiempo, aunque destacó que la estrategia del gobierno federal no es depender de lo que un día decida hacer Estados Unidos .

Se le preguntó si las cifras de muertos a causa de la lucha por la seguridad le han dejado algún cargo de conciencia. La violencia no es causada por el gobierno, sino por los criminales. Son homicidios causados por la delincuencia. Es absurdo; es, por decirlo de alguna manera elegante, limitada la visión de quien considera que esas muertes derivan de la acción del gobierno .

Dijo que cargo de conciencia sería no combatir a los criminales, porque los delincuentes provocan varios de los males que aquejan a la región.

Los líderes políticos regresaron ayer a sus respectivos países luego de dos días de trabajo en la ciudad amurallada. Los acuerdos también fueron avalados por los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, aunque sus presidentes no asistieron a la cumbre.

HABLAN DE LEGALIZACIÓN

Por primera vez en una reunión internacional, jefes de Estado de 30 países se abrieron a la discusión de la legalización de algunas drogas para combatir el narcotráfico.

Luego de que el presidente de Guatemala, Otto Pérez, se manifestó en favor de la legalización, el tema cobró relevancia en la Cumbre.

Evo Morales, mandatario de Bolivia, recriminó que en algunos lugares de Estados Unidos sea legal el consumo de cocaína con receta médica, pero que no se reconozca el consumo tradicional de la hoja de coca. Se pronunció por el uso de la hoja, dijo, no defiende el consumo de cocaína.

El estadounidense Barack Obama dijo a empresarios que, con documentos en mano, se debe tener un debate, pero se pronunció tajante contra la legalización.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, instó a sus homólogos a iniciar una discusión sin prejuicios ni dogmas, que considere nuevos escenarios para combatir con mayor eficacia al narcotráfico.

El sábado, al inaugurar la Cumbre, dijo que el narcotráfico financia la violencia y el terrorismo, por ello se deben explorar alternativas para enfrentar el desafío.

Afirmó que la cumbre no resolvería la inseguridad, pero sería un punto de partida para iniciar la discusión que se ha aplazado mucho tiempo. La llamada ‘guerra contra las drogas’ que declaró el presidente Richard Nixon en 1971 realmente lleva más de 100 años, cuando se firmó en 1912 la Convención Internacional. Un siglo después resulta más que oportuno hacer un alto en el camino para establecer dónde estamos .

El presidente Calderón dijo que los narcotraficantes han remplazado en algunos lugares las funciones del Estado, como la recaudación de impuestos, reveló el presidente de Perú, Ollanta Humala, en conferencia de prensa.

DE IGUAL A IGUAL

LLEGAN HASTA EL FINAL DE LA CUMBRE PERO SIN ACUERDOS

Cartagena, Col. LA VI Cumbre de las Américas concluyó este domingo sin consensos políticos entre los presidentes de 31 países, por lo que no hubo declaratoria final.

Temas como la inclusión de Cuba en las próximas cumbres y la problemática de las islas Malvinas desataron contradicciones entre los mandatarios.

El veto de Estados Unidos y Canadá hacia Cuba para que sea parte de este foro internacional pone en entredicho la próxima Cumbre, a celebrarse en Panamá en el 2015.

Y es que varios países apoyan la inclusión de la isla comandada por Raúl Castro. Hugo Chávez, presidente de Venezuela, no acudió a la cita al argumentar cuestiones de salud pero desde su nación destacó el viernes que, sin Cuba, no tiene sentido otro encuentro de jefes de Estado de la región.

En solidaridad con la isla caribeña, el Mandatario de Ecuador no acudió a la cita en Cartagena.

Mientras que también destacó la ausencia de Nicaragua.

No obstante, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, negó que la Cumbre haya sido un fracaso y comentó que los líderes tuvieron dos opciones: una redacción usual de documentos o hablar francamente y poner sobre la mesa los temas que los unen y dividen. Eligieron la segunda.

En esta oportunidad demostramos, y creo que es la primera vez, que no hay temas vedados , dijo en conferencia de prensa.

Reconoció que este tema fue de los más álgidos y era evidente que no habría consensos en torno de eso, como tampoco los habría para la problemática de las Malvinas.

Sobre Cuba, el presidente de México, Felipe Calderón, expuso que está en favor de su inclusión, aunque tiene diferencias en aspectos de ese gobierno, como la falta de democracia.

Mientras que el colombiano Juan Manuel Santos reconoció que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, le reclamara que en su discurso inaugural omitiera el tema de las Malvinas.

Fernández de Kirchner salió antes de que concluyera el encuentro ayer pero Santos precisó que fue por agenda y no por molestia.

La Cumbre, en la que participaron los presidentes de Estados Unidos, Brasil, Argentina, México, y el Primer Ministro de Canadá, entre otros, fue sellada con la emisión de tres comunicados, pero no de una declaratoria que reflejara acuerdos.

LOS INCIDENTES EN LA CUMBRE:

Una docena de integrantes del Servicio Secreto de Estados Unidos fue regresada a Estados Unidos por conducta indebida y son investigados por haber llevado prostitutas al hotel donde se hospedaban. Medios locales reportaron que las mujeres llegaron al cuarto de los efectivos previo a la llegada de Obama.

Los dos hijos del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acudieron el viernes a una fiesta para reporteros que cubrieron la Cumbre. Un reportero mexicano le tomó una fotografía, el equipo de la Policía Nacional se incomodó y su capitán pidió que borraran la imagen porque los dos jóvenes querían pasar desapercibidos .

Las fricciones entre los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y Brasil, Dilma Rousseff, dieron de que hablar: hasta el expresidente de Cuba, Fidel Castro celebró que Dilma hablara a Obama de igual a igual.

[email protected]