Con el cierre de las campañas por la gubernatura de Yucatán, los candidatos del PRI, Mauricio Sahuí Rivero, y del PAN, Mauricio Vila Dosal, son quienes tienen posibilidades reales de triunfo.

Esta vez el PRI va en coalición con Nueva Alianza y el PVEM y el abanderado es el exsecretario de Desarrollo Social del estado. Apuestan el triunfo a la fuerte estructura del Revolucionario Institucional en toda la entidad, así como a las buenas calificaciones del actual mandatario Rolando Zapata Bello, quien además es considerado el gobernador mejor evaluado del PRI en todo el país.

Sin embargo, en las últimas semanas de las campañas, se incrementó la simpatía hacia el presidente municipal con licencia de Mérida, Mauricio Vila.

Su principal activo político está en la capital del estado, donde se concentra una buena parte del electorado. Su administración, en términos generales, está bien calificada por los capitalinos.

El mayor problema que enfrentó el candidato blanquiazul fue la separación del PAN de Joaquín Díaz Mena, un expriista que tiene fuerte presencia en la zona rural del estado y fue postulado por Morena a la gubernatura. El cuarto candidato es Jorge Zavala Castro, por el PRD, y todo parece indicar que será una candidatura testimonial.

En el 2015, la suma de los votos del PRI, PVEM y Nueva Alianza en la elección de diputados federales fue de 508,847, mientras que el PAN reunió 450,634 votos.