La única mujer en competir internamente por la candidatura de Morena a gobernadora de Puebla, Nancy de la Sierra, asevera que el 2 de junio los poblanos no votarán por candidatos sino por la marca y por el proyecto de Andrés Manuel López Obrador; sin embargo, plantea, el partido está obligado a elegir al mejor perfil, al que garantice que la cuarta transformación llegará al estado.

A unos días de que se conozca el resultado de la encuesta que solicitó Morena, De la Sierra refiere que, pese a que el proceso interno fue inequitativo debido a que la dirigente nacional Yeidckol Polevnsky mostró su favoritismo por Luis Miguel Barbosa y el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, por Alejandro Armenta, confía en que la definición del candidato será legítima.

Destaca que, aunque los perfiles importan, el proyecto es el mismo, por lo que la gente votará de la misma manera por Barbosa, Armenta o de la Sierra, pues al final están dando su apoyo y confianza al proyecto del presidente López Obrador.

“En esta campaña va a tener un efecto importante la marca. Cualquiera de nosotros tres, según las encuestas, puede ganar (...) El modelo de gobierno del presidente es que la gente va a salir a votar más que la persona”, expresó.

Adelanta que será antes del 19 de marzo cuando se conozca al abanderado o abanderada de Morena, y que serán llamados para informarles de los resultados de la encuesta, en la que se medirá no sólo el nivel de conocimiento de los poblanos del candidato y la competitividad electoral, sino también el animo que prevalece entre los ciudadanos y sus principales preocupaciones de los asuntos públicos. 

La también senadora con licencia se dice satisfecha del proceso interno y sostiene que cuenta con buenos números y buenas posibilidades de ser electa como la abanderada de Morena.

Mis números son muy buenos en relación con la percepción ciudadana y eso me tranquiliza. A mí el PT me entregó una encuesta de Buendía y me ve bien en la parte de crecimiento y en la parte de aceptación, de cercanía con la gente y, sobre todo, lo más importante, la intención del voto. 

Destaca que es fundamental que Morena salga de su proceso interno sin divisiones, a lo que contribuirá la realización de la encuesta como método para definir a su candidato.

Siempre he dicho que la encuesta legitimaba y unía al partido porque el dedazo no une a nadie.

Sobre los problemas que enfrenta el estado, puntualiza que a los poblanos les preocupa sobre todo la inseguridad por la que atraviesa desde hace algunos años, porque nadie se acostumbra al secuestro, robo con violencia, crimen organizado y al huachicol.

“Es la peor crisis de inseguridad que hemos tenido en toda nuestra historia”, dijo.

[email protected]