De los elementos de la Policía Federal (PF), 70% aceptó su transferencia a la Guardia Nacional, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). El gobierno federal tiene como plazo máximo el 27 de noviembre del 2020 para liquidar administrativa y legalmente a la institución.

De los 37,000 elementos que integraban la Policía Federal, por lo menos 26,866 (72%) “han manifestado su voluntad de incorporarse voluntariamente a la Guardia Nacional, razón por la cual son susceptibles de ser transferidos a la misma”, informó la SSPC mediante un documento de transparencia.

De acuerdo con la dependencia, 2,457 integrantes no aceptaron su transferencia, por lo que solicitaron el pago de la indemnización correspondiente.

Sin embargo, el movimiento de policías inconformes con su transferencia asegura que la Secretaría de Seguridad tiene detenidos los pagos de liquidación, y obliga a quienes decidieron no aceptar su transferencia, a acudir a laborar, ya que de lo contrario les abre procesos internos por abandono de servicio.

Mario Alberto Lover, integrante del movimiento inconforme, aseguró que quienes aceptaron el plan de retiro que les propuso el gobierno no han recibido sus pagos, y se les amenaza con causar baja en caso de no asistir a laborar, por abandono de servicio.

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, aseguró que 80% de los 250 elementos que la semana pasada participaron en manifestaciones y bloqueos en la CDMX, ya aceptaron el programa de retiro y, por ende, ya no pertenecen a la corporación.

[email protected]