El principal mensaje del 9M es el de visibilizar la fuerza laboral femenina, nuestra aportación en la economía, que se escuche a las mujeres y se atiendan sus exigencias “porque la violencia de género ya nos está rebasando y es tarea de todos ponerle un alto”, plantea Arussi Unda, una de las cuatro fundadoras del colectivo Las brujas del mar.

La activista originaria de Veracruz, donde la tasa de feminicidios por cada 100,000 habitantes pasó de 0.95 a 3.64 entre 2015 y 2019, dice que tanto las movilizaciones del 8 de marzo como el paro para el día siguiente, al que convocó la actriz Vanessa Bauche y secundaron Las brujas del mar, no deben quedarse en el anecdotario, sino convertirse en el inicio de algo “porque  es bien cansado salir con miedo”.

Arussi Unda considera que actualmente se está haciendo un trabajo nulo en todos los sentidos para atender los problemas que enfrentan las mujeres en el país y no hay en este momento un espacio seguro para ninguna mujer.

—¿Cuál es el mensaje que quieren destacar esta fecha (el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer)?

—Realmente, de un tiempo para acá, el mensaje ha sido el mismo: la insignia morada dentro del feminismo es contra la violencia machista.

El mensaje que se quiere mandar es la fuerza laboral femenina, nuestra aportación en la economía. Qué tan importante somos. Somos el 52% de la población al momento y, de alguna manera, visibilizar qué tan importante es que se nos escuche y que se nos atienda porque la violencia de genero ya nos está rebasando. Es tarea de todos ponerle un alto a esto, hacer conciencia y empezar a ver de qué manera contrarrestarlo.

—¿Cómo observó la respuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador a las protestas de los colectivos feministas?

—Pues decepcionante, porque él sigue creyendo que estamos señalando toda esta problemática (…) en serio, quién podría pensar que esto pasó en un año. Esto no pasó en un año, esto lleva demasiado tiempo sin ser atendido y ya nos está rebasando. Lo único es una llamada de atención. Es como de ¡hey! esto está pasando, ponle atención a esto porfa; vamos a hacer esto porque su partido tiene el control de los tres poderes. Ellos tienen todo para legislar a favor de las mujeres. Es lo único que, dentro del mensaje, leo que le corresponde a él es lo único. Y la verdad sí es decepcionante que él siga pensando que es en su contra.

¿Es tan difícil reconocer que tenemos un problema? Reconocerlo es el primer paso para solucionarlo y sí es frustrante, hasta cierto punto, que a fuerza quiera dividirlo y que a fuerza quiere que haya buenos y malos, negro y blanco, cuando todos estamos aquí en este problema, a todos nos afecta. Entonces pues qué onda ¿no?

—¿Qué esperan del día 10, es decir, que esperan después de las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer y el paro del día 9?

—Pues el día 10 tenemos que seguir trabajando, como todo el tiempo. Entregar pliegos petitorios, ver qué onda con las compañeras, cuales son los planes. Hay muchos planes que se tienen que aterrizar. Hay muchísimo trabajo, pero, pues obviamente después del paro no se va a acabar ahí, tiene que haber acciones.

—¿Leí una respuesta que dio al periódico El País que esperaban que no fuera una anécdota nada más…?

—Sí, que no quede en un anecdotario. Que sea el inicio de algo, porque esta situación, yo creo que a muchísimas mujeres, sino es que a todas, nos tiene bastante cansadas. Porque sí es bien cansado salir con miedo.

—¿Cómo está observando los movimientos feministas en México?

—Movimiento feminista sólo hay uno. Agrupaciones hay muchísimas que no te puedes imaginar, incluso en cada municipio hay muchísimos colectivos. Entonces sería cuestión de que vieran un poquito más allá, que investigaran un poquito más de qué va nuestra labor y de que va nuestro movimiento.

—¿Cómo observa el discurso, qué tanto cambia de un colectivo a otro? Hay quienes dicen que hay colectivos que se están radicalizando, que hay otros más moderados, incluso hay quienes se dicen preocupados por un discurso puritano y victimista. ¿Cómo lo está viendo?

—Hay diferentes corrientes del feminismo y recomendaría que se pusieran a leer de qué va el feminismo radical antes de usar la palabra de una manera equivocada. Necesitan comprender demasiado el movimiento para poder opinar o emitir una opinión válida o concreta o verdadera porque se habla del feminismo sin conocerlo.

—Marta Lamas citaba algunos planteamientos de este tipo…

—¿Quién?

—La doctora Marta Lamas.

—Ah, entonces estás buscando muy mal carnal. Si ella es tu referente estás buscando mal.

—En el texto que leí lo que hacía ella era citar que hay distintas posturas en el discurso feminista. ¿Cómo está el discurso de los colectivos y del movimiento feminista en México?

—Evidentemente, como dentro de cualquier sociedad o agrupación, hay una pluralidad. Dentro del feminismo hay corrientes y muchas veces se contraponen unas con otras, pero creo que en este momento todas están unidas por el bien común y el bien común es erradicar la violencia machista del país.

—¿Cómo es la mejor forma para revertir las condiciones de inseguridad, acoso, discriminación e incluso de machismo que padecen las mujeres? ¿Qué tanto trabajo se está haciendo en ese sentido?

—Creo que se está haciendo un trabajo nulo en todos los sentidos. Sinceramente nadie se cuestiona nada.

Este problema viene de espacios públicos y de espacios privados, viene de todos lados. No hay en este momento un espacio seguro para ninguna mujer. Los hombres no se han detenido ni un segundo ha ver de qué manera están ejerciendo algún tipo de violencia contra las mujeres y la verdad es que ya estamos bastante cansadas. Es muchísima educación, muchísima información y, sobre todo, apertura de querer conocer de que va este problema que está matando a 10 mujeres diarias en el país.

—En ocasiones las críticas contra estos movimientos son muy crudas. Hay quienes cuestionan ¿es un asunto de mujeres contra hombres?

—No es de mujeres contra hombres, por el amor de Dios. El feminismo nunca ha ido contra el hombre, va contra el sistema patriarcal y obviamente ese sistema está siendo sostenido por conductas machistas de hombres; sin embargo, también hay algunas mujeres que lo sostienen.

Un oprimido jamás va a tomar el lugar del opresor. Las leyes están echas por hombres. Este mundo está hecho por hombres y definitivamente al hacerlo no pensaron en las mujeres. Ésta es la situación.

—¿Para revertir esta situación es cuestión de políticas públicas, de cambio cultural?

—Totalmente y eso no quiere decir que los hombres se jodan o que les quitemos derechos o que los tengan sometidos, oprimidos. No solamente nosotras queremos liberarnos de toda la porquería que nos han puesto encima históricamente. Eso es todo que seamos tratadas como un ser humano, como un igual.

—¿Desde cuando existe el colectivo Las brujas del mar? ¿De quien fue iniciativa?

Fue una iniciativa en conjunto, yo con tres compañeras hicimos un grupo de Facebook cerrado en donde la idea era compartir pues información de feminismo, hacer una comunidad feminista aquí en Veracruz y ya luego fue que abrimos la página el 29 de septiembre del 2019 y empezaron a llegar casos y empezamos a hacer activismo sin querer queriendo y henos aquí en esa posición que tampoco pedimos pero que ya ni modo.

—¿Quiénes son sus compañeras que iniciaron esta página de internet?

— Olga, Larissa y Judith.

—¿Porque le pusieron ese nombre?

—Porque brujas es para emancipar la figura de la mujer autónoma que era perseguida para asesinarla con la acusación de que era una bruja, pero en realidad solo era una mujer libre y sabia y del mar pues porque vivimos a un lado del mar en Veracruz.

 

[email protected]