Ismael, El Mayo, Zambada García, quien el 1 de enero pasado cumplió 71 años de edad, es uno de los barones de la droga junto con Rafael Caro Quintero, quien estuvo preso y ahora prófugo de la justicia; ambos vivos, forjadores de los cárteles de Guadalajara y de Sinaloa, después de que cayera en desgracia Miguel Ángel Félix Gallardo en 1974, dando paso a la reconfiguración y nacimiento de los cárteles también de Ciudad Juárez y Tijuana.

Informes de lo que fuera el Instituto Nacional del Combate a las Drogas, que estuvo a cargo del general José de Jesús Gutiérrez Rebollo, el primer zar antidrogas del país y luego preso por sus supuestos nexos con los Arellano Félix, señalan al Mayo como fundador junto con Joaquín, el Chapo, Guzmán Loera y el mítico Juan José Esparragoza Moreno, el Azul, del Cártel de Sinaloa.

La nueva Fiscalía General de la República y áreas de inteligencia de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina Armada de México y el casi extinto Centro de Información y Seguridad Nacional siguen considerando su influencia importante en esa organización, pese a la extradición, que fue declarado culpable y en espera de ser sentenciado en junio próximo, del Chapo Guzmán.

De acuerdo con esos organismos de seguridad, el Mayo Zambada se inició en la década de los 70 junto con Miguel Ángel Félix Gallardo, Ernesto Fonseca Carrillo, don Neto, y Rafael Caro Quintero; trabajó con el extinto Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos, y es considerado como el consigliere de lo que queda de los cárteles mexicanos.

Originario del municipio de El Álamo, Sinaloa, ha sido testigo de las alianzas y rupturas de varios de los integrantes que surgieron tras la caída de Félix Gallardo y el Azul, creando lo que primero —junto con el Chapo— impulsó como la Federación y posteriormente como el Cártel del Pacífico, siendo un personaje que prefiere actuar con bajo perfil.

Esto aun cuando han sido capturados y extraditados su hijo Vicente Zambada Niebla, el Vicentillo, e Ismael Zambada, el Patrón, su hermano, los cuales formaron parte del grupo de testigos en el juicio del Chapo Guzmán en el reciente concluido juicio de siglo en Estados Unidos.

Igualmente fue detenido, en su momento, su sobrino Reynaldo Zambada. Otros familiares que han sido aprehendidos son: Serafín Zambada Ortiz, Ismael Zambada Imperial, el Mayito Gordo, ambos hijos de otras uniones.

El gobierno de Estados Unidos ofrece 5 millones de dólares de recompensa por la captura del Mayo Zambada y la Fiscalía General de la República 30 millones de pesos, en México, para quien otorgue información confiable para su captura.

rtorre[email protected]