El gobierno de Estados Unidos congeló los bienes de ocho mexicanos presuntos integrantes de la organización Laredo, la cual desde el 2008 se dedica al tráfico de heroína hacia la Unión Americana.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus iniciales en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos precisó que la designación fue declarada contra los hermanos Job, Ismael y Rubén Laredo Donjuan, así como a la organización de tráfico de drogas Laredo como narcotraficantes especialmente designados de conformidad con Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Kingpin Act).

La OFAC también designó a otros cinco ciudadanos mexicanos por sus actividades criminales en apoyo o en nombre de la organización de narcotráfico Laredo o sus líderes.

La organización de tráfico de drogas Laredo es responsable de contribuir a la epidemia de estupefacientes y al preocupante aumento del consumo de heroína en este país , expresó el director interino de la OFAC, John E. Smith, a través de una comunicación oficial.

De acuerdo con el gobierno estadounidense, esta organización de tráfico de drogas con sede en México está dirigida por los hermanos Job e Ismael Laredo Donjuan, quienes fueron incluidos en una acusación federal presentada el año pasado por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito.

La acusación también inculpa a sus respectivas esposas, Mercedes Barrios Hernández y Daniela Gómez Velázquez, por múltiples cargos relacionados con el lavado de dinero, junto con Antonio Marcelo Barragán, a quien se acusa de tráfico de drogas. Los miembros adicionales de Laredo designados incluyen a Andrés Laredo Estrada e Ismael Reyna Félix.

Esta acción se llevó acabo en coordinación con la División en Filadelfia y la Oficina en México de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por su sigla en inglés), la División en Filadelfia de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por su sigla en inglés), y la Policía Federal de México, que es parte de la Comisión Nacional de Seguridad.