El Grupo Parlamentario de Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa con proyecto de decreto para aprobar una Ley Federal que Prohíbe la Fractura Hidráulica.

De acuerdo a la iniciativa, en su artículo tercero se precisa de manera expresa que se “prohíbe la exploración y la explotación de los hidrocarburos no convencionales, en el territorio Nacional mediante la técnica de fractura hidráulica o «fracking»”.

Hace unos días el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra de dicha técnica de explotación de crudo al señalar que se buscaría prohibir en territorio nacional,

En entrevista, el diputado del PAN Lenin Pérez Rivera, impulsor de la iniciativa, indicó que en países como Francia o Alemania se ha prohibido el uso de esta técnica debido a las enormes cantidades agua que se utiliza para la extracción de hidrocarburo.

Y es que, cabe señalar, la técnica consiste en inyectar grandes cantidades de agua a presión que incluyen diferentes químicos con el objetivo de fracturar el subsuelo y poder acceder a combustible fósil.

“Los estándares son entre 9 y 29 millones de litros de agua por pozo, pero datos de la Universidad de Texas dicen que en el subsuelo de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas (en donde se extrae crudo mediante fracturación hidráulica) pueden ser hasta 40 millones de litros de agua”, indicó.

Pérez Rivera enfatizó que en México y en especial en la zona norte del país la utilización de dicha técnica provoca aún mayor escasez de agua en una zona que ya tiene un estrés en el tema.

“Después de la cantidad de agua que se extrae viene la contaminación, se utiliza un coctel químico de cerca de 750 químicos entre ellos algunos con elementos radioactivos”, arguyó.

Asimismo, el diputado panista acotó que petroleras estadounidenses han volteado a la zona norte de México con el objetivo de impulsar proyectos para la perforación de pozos los cuales, agregó, además de contaminar son poco rentables ya que es su periodo de vida es de alrededor de 10 años.

“La utilidad para la región (en donde se perforan los pozos es mínima) habrá por ahí algunos trabajos básicos, elementales, pero no generan una derrama económica y es totalmente incompatible con el desarrollo económico de la región porque al momento que tu instalas estos pozos no puede haber agricultura, ya no puede haber turismo”, dijo.

El diputado concluyó que la Reforma Energética impulsada por la actual administración y avalada por fuerzas políticas como el mismo PAN ha sido también un factor que ha impulsado que se utilice esta técnica en México.