Santander, España.- El embajador de México en España, Jorge Zermeño Infante, expresó su consternación por la desaparición del ex senador y ex candidato presidencial del Partido Acción Nacional (PAN) Diego Fernández de Cevallos.

'Diego es como un hermano para mí, la verdad es que esta noticia me puede mucho. Confío en Dios en que, en la fortaleza de Diego, se encuentre bien. No tengo más datos, un gran amigo, un gran mexicano, un hombre que siempre enfrentó la vida con valor y con el que tengo la mayor de las amistades y espero que esté bien', subrayó.

En entrevista en el marco de la visita de trabajo del presidente mexicano Felipe Calderón a España, el embajador Zermeño dijo que 'es un tema que nos duele a quienes lo conocemos y que esperemos, pues, que las cosas tengan un desenlace mejor'.

Comentó que el sábado tuvo múltiples contactos vía telefónica con amigos y con gente cercana a Fernández de Cevallos, 'pero no con sus hijos' porque 'quiero respetar en estos momentos y estamos, pues, a la expectativa y con el dolor de saber una noticia como ésta'.

Zermeño Infante recordó que el político queretano nunca quiso tener escolta o guardias de seguridad, en virtud de que 'era una gente muy querida y muy respetada en todos los lugares a donde se movía'.

'Yo con él compartí, he compartido, mucho tiempo juntos y me consta de su manera de ser y de actuar siempre con una mirada positiva hacia la vida y, desde luego, sin ningún temor ante la muerte ni ante otras cosas', destacó el embajador mexicano.

apr