Directivos y abogados de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) culpan al sindicato de la pérdida del ciclo actual, así como de que sigan empantanadas las negociaciones, debido a la poca disponibilidad de los trabajadores —desde su perspectiva— que no aceptan propuesta alguna.

En conferencia de prensa, el secretario general de la UAM, José Antonio De los Reyes Heredia, el abogado general, Rodrigo Serrano Vásquez, el subdirector de Relaciones de Trabajo, Hipólito Lara Reséndiz, el director de Recursos Humanos, Pedro Reyes Cervantes, el director de Planeación, Jorge Nava Díaz, y el coordinador general de Administración y Relaciones Laborales, José Ronzón León, expusieron la problemática.

“La UAM no es responsable de la pérdida del trimestre, y culpa al sindicato por su insensibilidad”, aseguraron.

Ante los medios, informaron que las negociaciones siguen trabadas, aunque las autoridades de la institución ofrecieron a los trabajadores el pago de 50% de los salarios caídos para terminar la huelga, lo cual fue rechazado por el sindicato.

Hoy se cumplirán 71 días de la huelga, la más larga que ha habido en la UAM de las 17 que ha tenido en su historia, ya que la huelga del 2008 duro 64 días.

A la fecha, 58,600 alumnos de licenciatura y posgrado han sido afectados por el paro, y 3,000 académicos siguen sin dar clases y otros 50,000 de movilidad desertaron.

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) pide 20% de aumento directo al salario y 20% de aumento al tabulador y que se cumplan los acuerdos del Contrato Colectivo de Trabajo. Las autoridades universitarias ofrecen 3.35% de incremento al salario y 3.0% al tabulador.

La instancia educativa está transitando por dos emplazamientos, desde entonces se han llevado 11 mesas de negociación con 280 proyectos de acuerdo.

Son 35 puntos tratados de los que el SITUAM ya aceptó 32, pero los tres restantes son competencia de órganos colegiados en materia académica, y el principal es el relativo al tema laboral, describieron las autoridades.

Reyes Heredia dijo que el modelo de la UAM no ha caducado, pero admite que se tiene que actualizar, porque en este tipo de movimientos surgen voces que llaman a un cambio.

A su vez, Rodrigo Serrano Vázquez justificó el hecho de que los funcionarios sigan cobrando, dijo que el caso de los trabajadores de confianza es diferente y sí se les tiene que pagar, a diferencia de los sindicalizados.

Dijo que hay 1,000 proyectos que no se pierden, pero se tienen que recalendarizar porque las afectaciones son de diferente índole.