Oaxaca.- Una caravana de Triquis fue detenida en el poblado de Tlaxiaco, luego de que el Gobierno del Estado de Oaxaca insistió que las condiciones no están dadas para el regreso de los desplazados a su comunidad.

En Tlaxiaco, la comisionada para los derechos humanos de la gubernatura, Eréndira Cruzvillegas, intentó convencerlos de "permitir que las condiciones se sigan mejorando para un regreso seguro y sin riesgos".

Por ello la Policía estatal montó un filtro de control en el km 7 de la ciudad del poblado oaxaqueño, de manera de impedir que ingresarán a la agencia de San Juan Copala, debido a la falta de condiciones de seguridad.

"Solamente se les ha pedido que esperemos a la asamblea de las comunidades se lleve a cabo y esperemos el resolutivo de la misma, buscamos preservar la vida", explicó Eréndira Cruzvillegas.

David Cilia, representante de los desplazados, expresó que el hecho de no permitirles el paso a sus comunidades es un atentado a sus derechos humanos de libre tránsito, por lo que calificó el filtro de seguridad "como un hecho violento", a pesar de que en ningún momento, la caravana ni las mujeres Triquis estuvieron frente a frente con la Policía estatal.

Finalmente los desplazados Triquis y la comitiva que les acompaña, pasaron la noche en la casa de la cultura de Tlaxiaco, municipio donde se dará una conferencia de prensa este jueves a las nueve de la mañana.

Con información de Agencia Quadratín y Radio Fórmula.

MIF