El despliegue de la Guardia Nacional (GN) no corresponde entre el número de elementos por entidad federativa, con la incidencia delictiva en el país, determinó la Auditoría Superior de la Federación (ASF), tal como lo habían advertido previamente especialistas en el tema de seguridad.

En su tercera entrega de fiscalización a la Cuenta Pública 2019, la ASF mencionó el mayor porcentaje de elementos desplegados de la Guardia Nacional se encontraron en la coordinación estatal de Guerrero con 4,748 elementos (11.3% de los 41,902 elementos en total), le siguieron Jalisco con 4,181 elementos (10.0%); Michoacán con 3,570 elementos (8.5%); Puebla con 3,403 (8.1%); Oaxaca con 3,348 (8.0%) y, Veracruz con 3,166 (7.6%) elementos desplegados, “estados en donde la tasa de incidencia delictiva estuvo por debajo de 2,000 delitos por cada 100,000 habitantes”.

Precisó que en Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Durango, Nayarit, Quintana Roo, San Luis Potosí y Yucatán no se desplegaron elementos aun cuando en esos estados, la tasa de incidencia delictiva superó los 2,000 delitos por cada 100,000 habitantes de acuerdo con la información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

“Se observó que el despliegue operativo no se realizó en función de la incidencia delictiva como lo prevé la planeación de mediano plazo (…) se corre el riesgo de que los elementos responsables de la seguridad pública (…) no contribuya a la baja de incidencia delictiva en las entidades federativas”, advirtió la ASF.

Cabe destacar que en 2019, la Guardia Nacional delimitó 32 coordinaciones distribuidas en cada una de las entidades federativas y desplegó un total de 41,902 elementos, de los cuales 31,879 (76.1%) correspondieron a elementos provenientes de la Secretaría de la Defensa Nacional; 4,724 (11.3%) provenientes de la Secretaría de Marina y, 5,299 (12.6%) correspondieron a los elementos de la Policía Federal que fueron transferidos a la GN.

Ningún elemento con Certificado Único Polcial

El Certificado Único Policial (CUP), de acuerdo con los Lineamientos para su emisión del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), es el documento que avala que un policía acreditó las evaluaciones de formación inicial policial, de desempeño, de control de confianza y de competencias profesionales y que cuenta con los conocimientos, el perfil, las habilidades y las aptitudes necesarias para el desempeño de su cargo; por lo que, al tratarse de elementos de nuevo ingreso.

“A efecto de verificar si los efectivos de la GN contaron con este certificado, de un universo de 21,854 elementos de la PF transferidos; 33,971 policías militares asignados y, 9,415 policías navales asignados a la GN con corte a diciembre de 2019, con un nivel de confianza de 95.0% y un margen de error de 5.0% para cada muestra, mediante el Muestreo Aleatorio Simple y un tamaño de muestra de 378, 380 y 370 respectivamente, se constató que ninguno obtuvo el certificado”, detalló la ASF.

Sin embargo, mencionó que las evaluaciones de control de confianza se llevarán a cabo en un plazo máximo de dos años contados a partir de mayo de 2019, por lo que al ser un requisito para la emisión del CUP, éste se encuentra condicionado a estas evaluaciones.

“Para el caso de los elementos provenientes de la Policía Federal, si bien, los elementos ya formaban parte de una institución de seguridad pública, por lo que se esperaría que contaran con el CUP vigente, esto no se logró acreditar; sin embargo, cabe destacar que el 17 de mayo de 2019, se prorrogó la vigencia de las evaluaciones de control de confianza de estos elementos por un plazo de un año”, mencionó.

Cobertura de las regiones de la Guardia Nacional

Además de las coordinaciones territoriales y estatales, la ASF analizó las 150 (de un total de 266 que planea tener) regiones en que la Guardia Nacional definió su presencia operativa.

De ese número, la mayoría se concentró en el Estado de México con 32 (21.3%), Michoacán y Oaxaca con 9 (6.0%) regiones cada uno. Ese número de regiones representó 56.4% del total de la meta sexenal de establecer 266 regiones.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana definió las 150 coordinaciones regionales conforme al Plan Nacional de Paz y Seguridad (PNPS) 2018-2024 en el cual se señala que las regiones se delimitaron en función del índice delictivo de cada entidad federativa y del número de habitantes; para comprobarlo, la Auditoría analizó la incidencia delictiva y la demografía por entidad, para lo cual, se obtuvo un coeficiente de correlación de 0.9.

“Muestra una correlación positiva entre las variables número de habitantes y número de delitos que se obtuvo a partir del reporte de averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas, por lo que se constata la factibilidad y pertinencia de usar ambas para la delimitación de las coordinaciones de la GN; sin embargo, se verificó que la delimitación de las regiones de 2019 no se realizó en función de la incidencia delictiva de las entidades federativas, tal es el caso de Aguascalientes y Colima, entidades que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2019 registraron un total de 39,130 y 27,453 averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas por delitos del fuero común y federal y, para ese año, sólo se delimitó una región en cada estado; además, la GN no remitió información sobre la localización específica de estas regiones; sin embargo, la Secretaría de la Defensa Nacional acreditó contar con dicha georreferenciación”, alertó.

La ASF recomendó a la Secretaría de Seguridad federal que “evalúen la pertinencia de las 150 regiones delimitadas en 2019, así como la pertinencia y oportunidad de las 116 regiones restantes, a efecto de que la secretaría autorice estas regiones con base en criterios homologados y eficientes”.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg