Después del sismo de 1985, vecinos del edificio ubicado en la esquina de Galicia y Niños Héroes de Chapultepec, en la colonia Niños Héroes, en Benito Juárez, señalaron ante la delegación que el inmueble tenía daños estructurales. Tras el movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre, el edificio colapsó, provocando la muerte de una persona.

El terremoto que cimbró el Distrito Federal hace 32 años, dejó daños estructurales en el inmueble, mismos que fueron denunciados por los vecinos colindantes ya que la inclinación de 80 centímetros del edificio, de en aquel entonces tres pisos, estaba causando afectaciones en su vivienda.

Sobre los restos que dejó el levantamiento de los escombros del edificio colapsado, Emanuel Jardón Rivera, vecino de Niños Héroes 177, contó que desde el 2001 enviaron oficios a la delegación a cargo entonces del panista, José Espina Von Roehrich.

Desde 1985 se denunció que el edificio ya estaba en ruinas, quedó 16 años deshabitado porque lo iban a derrumbar, pero el dueño fue el que lo remodeló. Estaba el PRD en la delegación, cambió al PAN y fue el que autorizó todo esto en el 2001 , dijo a ?El Economista.

En un documento dirigido el 22 de junio del 2001 al director general de Obras y Desarrollo Urbano, se solicitó conocer la existencia del permiso de la ampliación del inmueble dañado en el terremoto de 1985, pues la inclinación de 80 centímetros estaba causando daños en su propiedad.

Un año después pidió al Coordinador de Protección Civil de Benito Juárez realizar una inspección en el edificio para deslindar responsabilidades , pues a pesar de las afectaciones estructurales se había construido un piso más en el inmueble.

Había una escuela de computación, no funcionó y después de tres departamentos que había los amplió a siete, donde estaban los servicios lo hizo penthouse y lo vendió, los tres pisos los convirtió en seis departamentos , refirió.

Jardón Rivera recordó que autoridades delegacionales acudieron en una ocasión, vieron y dijeron que no había problema .

Contó que los habitantes del edificio no se encontraban durante el reciente sismo, pues tenían cita ese 19 de septiembre en la delegación Benito Juárez, pues el dueño del inmueble pretendía convertir el estacionamiento del edificio en accesorias.