Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de México, calificó la demanda como "rídicula", según dijo a la emisora Radio Fórmula desde Caracas, donde asiste a un foro sobre democracia junto a los ex presidentes de Chile y Colombia, Sebastián Piñera y Andrés Pastrana.

"En todo caso quien debería tener preocupación acerca de consecuencias de demandas en carácter civil sería ella y no yo", dijo el ex mandatario.

La francesa Florence Cassez, encarcelada durante más de siete años en México y liberada en el 2013 por la Corte Suprema, demandó por daños morales al ex presidente Felipe Calderón, a funcionarios de su gabinete y a la cadena Televisa por 36 millones de dólares, informó este lunes su abogado.

" Estamos presentando una demanda por daño moral precisamente por el daño que le generaron a Florence Cassez, que sufre en sus sentimientos, afectos, sus creencias, su decoro, su honor, su reputación, su vida privada. A esta señora la mataron en vida", dijo el abogado de Cassez en México, José Patiño Hurtado, a la emisora MVS Radio.

La defensa de Cassez -que interpuso la demanda el pasado viernes, dos años después de que la francesa saliera de prisión- está pidiendo 36 millones de dólares de indemnización "de acuerdo al daño sufrido", explicó Patiño Hurtado.

El letrado señaló que Calderón "estaba en calidad de garante y no impidió que se cometiera el ilícito" contra Cassez, al igual que el procurador general de Justicia, Daniel Cabeza de Vaca, el ex secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna y el ex secretario personal de Calderón y actual senador Roberto Gil.

Cassez también denunció a Televisa y a periodistas de la televisora, entre ellos el conductor Carlos Loret de Mola, por haber exhibido en su informativo una falsa escenificación en vivo de la detención.

La francesa, hoy de 40 años, fue detenida el 8 de diciembre del 2005 con su ex novio mexicano en una carretera al sur de la Ciudad de México, pero unas horas después la policía orquestó, ante las cámaras de televisión, una recreación de la captura en un rancho donde fueron liberadas tres personas que presuntamente la pareja mantenía secuestradas.

Condenada a 60 años de cárcel por secuestro, Cassez fue liberada en enero del 2013 después de que la Suprema Corte decretara que no se le respetó el debido proceso.

El caso, que mermó fuertemente las relaciones entre Francia y México, había sido tomado por Calderón como un caso emblemático de su lucha contra la impunidad del crimen organizado.

En octubre pasado, Cassez ya había pedido a la justicia francesa que identifique y condene a los autores del "encarcelamiento ilegal" del que dice haber sido víctima.