Jesús Peña Palacios, representante adjunto del alto comisionado de las Naciones Unidas, dijo que 30% de las personas desaparecidas en México entre los años 2006 y 2014 fueron niños y adolescentes, y destacó que en la mayor parte de los casos, el ilícito fue cometido por el crimen organizado.

Así lo manifestó en el foro Desapariciones en México: una mirada desde los derechos de la infancia , organizado por Angélica de la Peña (PRD).

Al respecto, Juan Martín Pérez García, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), precisó que ese 30% corresponde a 6,725 menores.

Refirió que las entidades donde se concentra el mayor número de desaparecidos entre cero y 17 años de edad son Tamaulipas, con 1,914 casos; el Estado de México, con 562 casos, y Guanajuato, con 419 casos.

Y enfatizó que, del 2012 al 2014, el número de mujeres menores desaparecidas se incrementó 191%, pues pasó de 404 casos a 1,179 casos, mientras que el de los hombres creció 14 por ciento.

En su oportunidad, Alison Sutton, representante adjunta de UNICEF México, enfatizó que de los menores, las víctimas más frecuentes son personas de entre 12 y 17 años y a partir de los 12 años, la incidencia en mujeres es 1.8 veces mayor a la de los hombres.

Por ello, se pronunció por un nuevo sistema integral de protección a mujeres menores de edad.

Angélica de la Peña aseguró que buscará que la ley general sobre desaparición forzada y desaparición de personas por particulares cuente con una perspectiva para la infancia. Agregó que a 37% de la población que es menor de 18 años de edad se le visibiliza como grupo vulnerable y no como sujetos de derechos.

Este foro se llevó a cabo como parte del análisis para elaborar la ley general de desaparición forzada de personas.

[email protected]