La Comisión Permanente del Congreso capitalino solicitó a las 16 alcaldías un informe sobre la composición de su parque vehicular oficial, detallando la entidad de emplacamiento, y requirió que en caso de contar con vehículos matriculados en un estado distinto a la Ciudad de México, subsanen dicha irregularidad.

La diputada, Valentina Batres Guadarrama, señaló que en la Ciudad de México circulan 55,000 vehículos emplacados en otras entidades y cuyos propietarios radican en la capital; con esta acción evitan el pago de tenencia y otros impuestos.

“Evadir esta contribución genera un estado de indefensión jurídica a las personas que se ven afectadas por vehículos con placas foráneas en accidentes de tránsito, o derivado de la persecución a causa de la comisión de algún delito, aunado a la dificultad de la debida integración del padrón vehicular local”, explicó.

Recordó que la tenencia es un impuesto que se estableció en 1961, que en el 2012 se eliminó a nivel federal y se dejó a las entidades la atribución de definir su recaudación local, por lo que siete entidades —incluido Morelos— la eliminaron en forma íntegra, mientras que en la capital se subsidia al 100% a los vehículos con un valor inferior a los 250,000 pesos y es obligatoria para los autos con un costo superior.

“El proyecto de la Ley de Ingresos (1960) justificó la razón de este impuesto en la contribución al gasto público para la construcción de una mayor infraestructura vehicular en todo el país, no para financiar la gesta olímpica, como históricamente se ha creído”, informó.

Detalló que el daño a las finanzas de la Ciudad de México con la evasión de esta contribución, causada por el emplacamiento foráneo, es de entre 1,000 y 2,000 millones de pesos anuales, y además dificulta la integración del padrón vehicular de la ciudad y la investigación de delitos cometidos a bordo de estos automóviles.

“La matriculación en otra entidad ha representado un supuesto ahorro económico principalmente para las personas compradoras de autos de lujo, sin embargo, causa un daño a la Hacienda Pública de entre mil y dos mil millones de pesos anuales”, afirmó.

Valentina Batres aseguró que según el Censo de Gobiernos Municipales y Delegacionales 2017, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, existen 9,873 vehículos oficiales de las alcaldías, siendo Iztapalapa y Gustavo A. Madero las demarcaciones con un mayor parque vehicular, con 1,240 y 1,035 unidades respectivamente.

“Sin embargo, a la fecha no existe un registro oficial que informe sobre la procedencia de las placas de los automóviles a cargo de las alcaldías”, alertó.

abr