El miércoles 20 de junio, Carlos Navarrete, senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), acusa al PRI de estar distribuyendo monederos electrónicos de la empresa Monex para comprar el voto de la ciudadanía en las elecciones del 1 de julio.

Monex es un grupo financiero conformado por banco, casa de bolsa y operadora de fondos que ofrece los servicios de: cambio de divisas, fondos de inversión, mercado bursátil, fideicomisos, cartas de crédito, crédito con prenda bursátil, créditos con garantía de inventarios, entre otros.

Después de la elección del 1 de julio, el candidato de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, decide impugnar las elecciones y el tema Monex vuelve a ser motivo de disputa entre las tres principales fuerzas políticas de México: PRI, PAN y PRD.

Con el paso de los días, los monederos electrónicos de Monex y la compra de votos del PRI se vuelven temas más complejos ya que, reportajes periodísticos y señalamientos entre los partidos políticos, empiezan a asociar los monederos con: fraude, lavado de dinero y demandas en territorio nacional y en Estados Unidos.

Monex, por decisión corporativa, ha decidido no dar entrevistas a ningún medio de difusión y su único canal de comunicación es a través de comunicados de la empresa.

A continuación una línea del tiempo de Monex.

20 de junio

El senador del PRD, Carlos Navarrete, acusa al PRI de estar distribuyendo, a través del Banco Monex, tarjetas de débito a sus operadores en los 300 distritos electorales para comprar el voto durante la jornada electoral del 1 de julio.

Ese mismo día, Monex responde: Grupo Financiero Monex tiene plena confianza en las autoridades, a quienes corresponde investigar cualquier irregularidad que se pudiese presentar a través del sistema financiero. Monex está siempre dispuesto a brindar la información que se le requiera conforme lo estipulan las leyes .

25 de junio

El equipo de campaña de Josefina Vázquez Mota, encabezados por Roberto Gil Zuarth, denuncia que el PRI efectúa acciones de delincuencia electoral organizada mediante tarjetas de débito para que la gente opere a su favor el día de las elecciones, con depósitos que suman 701 millones 471,800 pesos.

También considera que la demanda en Estados Unidos contra miembros del equipo de Enrique Peña Nieto, revela que con esos más de 701 millones de pesos se reparten en tarjetas de débito, operación que a su parecer pudo ser triangulada por Monex.

26 de junio

Rogelio Carbajal, representante del PAN ante el IFE, dice que su partido interpuso una denuncia por el reparto de los monederos Monex. Dentro su acusación asegura que ya cuentan con los testimonios necesarios para señalar que el PRI regala dichos monederos a representantes de casillas a nivel nacional.

El funcionario no duda en señalar " nosotros vemos a la FEPADE como desaparecida".

En un desplegado dirigido a la opinión pública, el grupo financiero responde a los señalamientos que hizo Roberto Gil. Monex recordó que corresponde a las autoridades investigar cualquier irregularidad en el sistema bancario mexicano, y afirma que está siempre dispuesto a brindar la información que se le requiera conforme lo estipulan las leyes.

Todas las empresas que conforman Grupo Financiero Monex están reguladas y sujetas a la supervisión de las autoridades financieras y cumplen con la normatividad nacional e internacional aplicable , dijo Monex.

27 de junio

La Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos del Instituto Federal Electoral envía a la FEPADE copia de la queja que presentó Acción Nacional sobre la presunta compra y reparto de monederos electrónicos del PRI.

En el expediente se argumenta que la campaña presidencial de la coalición Compromiso por México, encabezada por Enrique Peña Nieto, habría comprado al grupo financiero Monex monederos electrónicos con un valor de 701 millones de pesos.

28 de junio

Por considerar que no hay pruebas suficientes para acreditar coacción y compra del voto por parte de representantes del PRI a través de monederos electrónicos, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirma la resolución del IFE para no bloquear las cuentas bancarias relacionadas con esa operación.

2 de julio

Holding Monex da a conocer que adquiere el 100% de las acciones de Schneider Foreign Exchange Limited.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la entidad financiera explica que cambia de nombre a Monex Europe y será una subsidiaria de Banco Monex

4 de julio

En una de múltiples entrevistas concedidas a medios de difusión extranjeros, el abanderado del PRI a la presidencia de México niega ante la BBC que su partido haya gastado más dinero de lo que permite la ley en la campaña electoral y también niega que se hayan hecho entregas de monederos electrónicos a cambio de la compra del voto ciudadano.

5 de julio

El Movimiento Progresista informa de una nueva denuncia ya que se logra detectar que Grupo Monex, presuntamente, deposita la suma de 240 millones de pesos que servirían para distribuir 140,000 tarjetas prepagadas, asegura Ricardo Monreal, coordinador de campaña de AMLO.

Ante tales acusaciones, Monex responde que se trata de operaciones por cantidades irreales derivadas de una suma incorrecta de facturas y notas de crédito y menciona que no tiene injerencia alguna con partidos políticos.

10 de julio

El dirigente nacional panista, Gustavo Madero, dice que no acompañarán a la izquierda en la búsqueda por la anulación de la elección presidencial; sin embargo, sí están en la posición de que se castiguen casos como el de Monex.

Asegura que sí mantienen coordinación en el sentido de dar seguimiento a dicho tema, al manejo de las encuestas y a los acuerdos con los medios de comunicación.

11 de julio

El dirigente del PAN, Gustavo Madero, dice que el IFE falló y no detuvo o bloqueó el reparto de cuentas a través de Monex. " Ahora es difícil demostrar la coacción del voto", señala.

También defiende a Felipe Calderón. Que no se engañe Peña; sí hubo irregularidades en el proceso electoral, aunque sería complicado probarlo. Por eso decidieron no acompañar la impugnación de la izquierda.

13 de julio

Grupo Financiero Monex informa que ha proporcionado con oportunidad -y que lo continuará haciendo- toda la información que las autoridades facultadas le han solicitado, ante acusaciones sobre supuestas operaciones de financiamiento a partidos políticos.

Grupo Financiero Monex reitera que no participa en operaciones de financiamiento a partidos políticos , y que todas las empresas que conforman el grupo están reguladas y sujetas a la supervisión de las autoridades financieras, dicen.

19 de julio

  • Gustavo Madero y Jesús Zambrano anuncian que hay evidencias fuertes y contundentes del manejo ilegal de recursos y la presunción de lavado de dinero en la campaña presidencial de la coalición Compromiso por México.
  • Piden a la PGR que abra una investigación en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

  • Leonardo Valdés garantiza que el Instituto Federal Electoral (IFE) no ha cerrado el caso Monex y que en el supuesto de que se comprobara el uso de recursos ilegales en la campaña del tricolor, el partido será sancionado conforme a la ley.
  • En conferencia de prensa responde a los líderes del PAN y del PRD que no se ha cerrado el caso Monex, sino que la Unidad de Fiscalización de ese Instituto tiene plazos legales para dar resultados, máximo el 30 de enero de 2013.

  • Ante la presunción compartida de que el PRI lavó dinero en la campaña de Enrique Peña Nieto, las dirigencias nacionales del PAN y el PRD acuerdan solicitar de manera conjunta a la PGR que investigue a profundidad.Se informa que Madero y Zambrano buscan entrevistarse en los próximos días con la procuradora Marisela Morales.

  • El PRI reconoce que en marzo de 2012 el partido celebró un contrato con la empresa Alkino Servicios y Calidad SA de CV para el otorgamiento de tarjetas de prepago con recursos disponibles y para ser utilizadas por personas autorizadas por el partido.
  • De acuerdo con este documento, el tricolor recibió 7,851 tarjetas por un monto total de 66 millones 326,300 pesos. El PRI argumenta que se contrató personal y que este sistema fue el que utilizó como método eficiente de pago a los trabajadores.

Con información de Notimex