La Comisión Nacional de los Derechos Humanos resolvió reclasificar el expediente del caso Tlatlaya como Investigación de Violaciones Graves a Derechos Humanos, esto con el objetivo de que las autoridades a quienes fue dirigida la Recomendación 51/2014 tomen en cuenta este hecho en las acciones que implementen para cumplir con la misma.

El ahora ex ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, (mediante el acuerdo CNDH/2/2014/5390/Q), ordenó notificar esa circunstancia a las víctimas, al secretario de la Defensa Nacional, al procurador General de la República y al gobernador del Estado de México.

Según la información difundida por el organismo, desde que la CNDH conoció de los hechos ocurridos el 30 de junio del 2014 en Cuadrilla Nueva, comunidad de San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, Estado de México, conformó un equipo de trabajo que investigó el caso.

El 11 de julio, el organismo inició de oficio el expediente CNDH/2/2014/5390/Q, que dio origen a la Recomendación 51/2014 emitida el 21 de octubre del 2014, al acreditarse hechos violatorios consistentes en privación arbitraria de la vida, uso arbitrario de la fuerza, tortura y tratos inhumanos.

En aquella ocasión (octubre), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, presentó la Recomendación, mediante la cual acreditó que elementos militares privaron arbitrariamente de la vida a las personas que se habían rendido luego de un enfrentamiento.

jose.reyes@eleconomista.mx