El líder de la CNC, Gerardo Sánchez García, afirmó que uno de los mayores retos para México y Estados Unidos en 2013, es lograr la reforma migratoria, meta que cobra fuerza con el nombramiento de Eduardo Medina Mora como embajador mexicano ante esa nación.

En entrevista, el legislador priísta dijo que la CNC en el Congreso de la Unión buscará crear las condiciones jurídicas y sociales para mejorar sustancialmente las políticas migratorias en México.

Ello debido a que el país ocupa el primer lugar mundial en cuanto a expulsión de población, y la tercera posición en cuanto a la recepción de remesas del extranjero, advirtió el dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC).

Aseguró que México tiene más de 12 millones de connacionales radicando fuera de sus fronteras, "lo cual equivale a un 5.6% del total de migrantes del mundo, que necesitan una reestructuración en sus derechos, incluyendo el combate a la corrupción".

Sánchez García indicó que " tan sólo en el 2011, fueron devueltos 11,520 niños migrantes mexicanos", por lo que urge contar "con una base de datos de los niños migrantes en particular, para salvaguardar y proteger sus derechos sociales en el marco del respeto a los derechos humanos".

El senador por Guanajuato aseveró que los mexicanos son y representan 28.2% de todos los migrantes que radican en el país vecino del norte, mismos que se han sextuplicado en los últimos 30 años

El tema de la migración en México debe tomarse con seriedad y atenderse de manera urgente, ya que muchos connacionales están trabajando en condiciones desventajosas tanto en su trato con los patrones, como en la falta de respeto a sus derechos humanos, insistió el dirigente cenecista.

Por ello, Sánchez García destacó las declaraciones del presidente Enrique Peña Nieto de que es urgente mejorar la calidad de vida y oportunidades de empleo e ingreso en México, "para que migrar sea una decisión personal y no una necesidad".

mac