La decisión de celebrar el VI Congreso Nacional de Morena el próximo 30 de noviembre para analizar la forma en que se cumplirá con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) sobre su proceso sucesorio interno, es producto de la construcción de acuerdos entre los distintos actores involucrados y no de los oficios de una sola persona, aseveró la aspirante a la dirigencia nacional de ese partido, Bertha Elena Luján Uranga.

En entrevista, comentó que ese evento será un encuentro de unidad, del cual esa organización política puede salir fortalecida en términos de lo que hay que hacer para cumplir con la sentencia del Tribunal.

El 30 de octubre pasado, el TEPJF determinó anular la convocatoria emitida por la dirigencia nacional de Morena para elegir a su Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y dirigencias locales, al considerar que el padrón con el que se pretendía elegir al nuevo líder nacional morenista no era confiable e impuso un plazo de 90 días para reponer el proceso y hacer lo necesario para atender su resolución.

En ese sentido, Luján Uranga explicó que en el congreso extraordinario se tendrán que poner de acuerdo para revisar el padrón de miembros de Morena, lo que implica incluir en ese documento a todos aquellos militantes que se afiliaron en el periodo que va de noviembre de 2017 a agosto de 2018.

Asimismo, tendrán que conciliar posturas para emitir una nueva convocatoria para elegir al próximo Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y las dirigencias locales de ese partido.

Por otra parte, tendrán que decidir si se prolonga la gestión de la actual dirigencia nacional encabezada por la secretaria general en funciones de presidenta, Yeidckol Polevnsky o si se nombra a una dirigencia interina.

Explicó que la gestión de Polevnsky y los demás integrantes del actual CEN concluyó este 20 de noviembre, luego de que así se determinó hace un año, cuando se decidió prolongar.

Apuntó que en caso de que se decidiera por una dirección interina, ésta debería ser sólo por un lapso de tres meses, que fue el periodo que dio el TEPJF para cumplir con lo que ordenó.

Incluso Luján Uranga dijo que no es necesario pedir alguna prórroga para cumplir con la sentencia.

En el caso concreto del padrón, dijo que no se necesitan más de tres semanas para actualizarlo, porque sólo implica añadir los listados de los militantes que se afiliaron a Morena entre noviembre de 2017 y agosto de 2018.

Sobre la elección de la próxima dirigencia nacional estatutaria mencionó que hay posiciones divididas en cuanto al método que debe seguirse: “hay gente que piensa que debemos irnos estrictamente al estatuto y otra que se utilice la encuesta, pero sólo para la dirigencia nacional. Incluso de la encuesta hay distintas posiciones, unos que dicen que sea sólo la militancia, otros que dicen que sea abierta, lo cual será motivo de discusión en el congreso”, dijo Bertha Luján Uranga.

Hace algunas semanas el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió que el relevo en el CEN de Morena sea mediante encuesta. En este sentido, Luján Uranga destacó que eso se trata de una recomendación y que, en todo caso, el congreso es quien tiene que decidir.

kg