Bernardo Bátiz Vázquez, integrante de la terna presidencial para ser el primer fiscal general de la República, reiteró que en caso de ser electo por el Senado sería un fiscal autónomo.

Al comparecer ante el pleno del Senado, en la sesión de este viernes del periodo extraordinario, recordó que en los seis años que fue procurador capitalino no recibió “insinuación, indicación u orden de quien era jefe de Gobierno y hoy es presidente de la República”.

“No recibí ninguna, ni la hubiera aceptado”, expuso Bátiz, quien aseveró que un fiscal debe buscar la justicia, no la venganza, por lo que de ser electo respetará los derechos humanos y las recomendaciones de los organismos en la materia, tanto nacionales como internacionales.

Expuso que las cuatro líneas fundamentales de la Fiscalía General de la República para que sirva a la ciudadanía y no a intereses políticos es que respete los derechos humanos, la capacitación permanente de todos sus integrantes, la autonomía y finalmente la confianza en la institución.

Bernardo Bátiz ha sido diputado federal en cuatro ocasiones, en las legislaturas XLVIII, LII, LIV y LVII; en 1994 fue candidato a senador por el Distrito Federal y en 2009 candidato por el PRD para encabezar la entonces delegación Benito Juárez.

Es licenciado en Derecho por la UNAM y catedrático de Derecho Constitucional y Parlamentario, ha sido profesor invitado en las universidades Leiden de Holanda, Complutense de Madrid y Estatal de Nueva York.

erp