Este jueves 1 de octubre inició en todo el país la campaña nacional de vacunación contra la Influenza estacional.

En hospitales, centros de salud y plazas públicas estarán disponibles 36 millones de dosis, según informó el pasado 21 de septiembre el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En el mercado de la colonia Cuchilla del Tesoro de la Ciudad de México, de la alcaldía Gustavo A. Madero, se instaló un módulo donde algunas personas se acercaron para colocarse la vacuna. 

En un sondeo hecho por El Economista, algunas personas expresaron resistencia a ponerse el medicamento por temer una reacción fuerte como una gripa, fiebre, tos o malestar general. Sin embargo, personas se formaron en la fila por considerar importante la vacunación para evitar que se confunda con la Covid-19.

En su momento, el subsecretario López-Gatell dijo que la preferencia de esta vacuna la tendrán personas mayores de 60 años; personas con alguna comorbilidad como diabetes, cáncer y VIH; mujeres embarazadas; y niños menores de cinco años.

Hugo López-Gatell, aseguró que actualmente las vacunas que aplican en todo el mundo, específicamente contra la Influenza, son más seguras y eficientes, y no producen la enfermedad misma.

“La mentira consiste en suponer que vacunarse contra la Influenza puede producir la enfermedad de influenza, y es una idea no amparada en evidencia científica, que no tiene una lógica adecuada, porque la vacuna contra la influenza no tiene la capacidad de producir la enfermedad, está fabricada con fragmentos del virus, el virus no está activo ni puede activarse espontáneamente”, indicó el Subsecretario.

jmonroy@eleconomista.com.mx