El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, aseguró que ya hay detenidos por la emboscada del pasado 14 de octubre en el municipio de Aguililla, en la que 13 elementos de la Policía estatal fueron asesinados por un grupo de la delincuencia organizada.

“Hay detenidos y se han recuperado vehículos blindados de los agresores que emboscaron y asesinaron a 13 policías estatales en el municipio de Aguililla”, declaró Aureoles, aunque no dio detalles del número de personas detenidas ni el grupo delictivo al que presuntamente pertenecen, aunque el hecho se atribuye al Cártel Jalisco Nueva Generación.

“Sabemos que la actividad principal de estos grupos es la distribución de drogas y, entonces, no es un tema (de) que (se) esté lastimando a la población (directamente)”, mencionó.

Aureoles Conejo reportó avances en las investigaciones de los hechos del 14 de octubre, aunque negó dar más detalles.

“No es un tema que (los delincuentes) anden tras la población o haciendo daño a la población, sino que eran un objetivo (los policías)”, expuso.

El mandatario estatal destacó que las investigaciones por este suceso están a cargo de la Fiscalía General del Estado, en coordinación con la Fiscalía General de la República (FGR).

Explicó que la participación de la FGR es por la naturaleza del hecho, ya que el tipo de armamento que utilizaron los atacantes configura delincuencia organizada.

“Están trabajando las fiscalías; no abundo en los detalles por obvias razones; sé que hay avances, incluso con detenidos”, mencionó Silvano Aureoles.

Indicó que las autoridades federales y estatales ya realizaron la reconstrucción de los hechos del pasado 14 de octubre.

“Es decir, los trabajos siguen y de lo que estamos convencidos todos (...) es que el hecho no debe y no va a quedar impune”, comentó.

La emboscada del mes pasado fue preparada por una célula armada que atacó a unidades de la policía de Michoacán, entre las comunidades de El Aguaje y Aguililla, cuando los elementos estatales se dirigían a esta última localidad para cumplir una orden de un juez de lo familiar.

Los fallecidos eran en su mayoría policías estatales. Los atacantes dejaron cartulinas en los vehículos oficiales para reivindicar el hecho al Cártel Jalisco Nueva Generación, que amenazó a los grupos antagónicos como Los Templarios, Los Viagras, Los Troyanos y Los Chocomiles, que operan en Tierra Caliente.

Incendiaron vehículos

Bloquean policías comunitarias la México-Acapulco

La Fiscalía General del Estado de Guerrero informó que el tramo carretero federal México-Acapulco a la altura de la localidad de Xaltianguis quedó liberado luego del bloqueo y la quema de vehículos realizados por presuntos policías comunitarios.

Según medios de comunicación, los comunitarios incendiaron vehículos para bloquear el tránsito e impedir así el ingreso de presuntos miembros de una organización criminal.

“#FGE inicia carpeta de investigación para deslindar responsabilidades”, refirió la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Cabe destacar que este grupo armado tomó en mayo pasado el control de la seguridad en esta comunidad de Acapulco. (Con información de Notimex)

[email protected]