El pleno del Senado aprobó el decreto que expide la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley de Carrera Judicial del Poder Judicial de la Federación, y reforma cuatro leyes y un código, a fin de armonizar la legislación secundarias con la Constitución.

De súbito, el pevemista Raúl Bolaños Cacho presentó una reserva, que el pleno avaló, para adicionar un artículo Décimo Tercero que establece que “con el fin de implementar la reforma constitucional al Poder Judicial de la Federación... y las leyes reglamentarias… la persona que a su entrada en vigor (del decreto) ocupe la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Consejo de la Judicatura Federal, durará en el encargo hasta el 30 de noviembre del 2024”.

Dante Delgado (MC) afirmó que el presidente de la República quiere controlar el poder Judicial, y exigió que por decoro y dignidad, el presidente de la Corte “no acepte esta aberración jurídica porque ninguna reforma puede ser en beneficio de persona alguna, y esto no puede permitirse”.

Y anunció que su partido “recurrirá a instancias internacionales para denunciar la violación brutal a la división de poderes en el país”.

La priista Claudia Ruiz Massieu Salinas dijo que su grupo parlamentario no conoció la propuesta, fue sorprendido, y por eso algunos de sus correligionarios votaron a favor.

“No puede ampliarse el período de desempeño de los cargos a los que la Constitución le señala una duración”, comentó.

Para el panista Damián Zepeda se trató de “un golpe de Estado al poder Judicial… porque por una vía ilegal se están queriendo hacer del control de ese poder”.

El actual presidente de la Corte, precisó, “tomó protesta el 2 de enero de 2019” y quieren dejarlo en el cargo dos años más “fuera de la ley”. Y fue a más al deslizar que por esa vía se podría ampliar el periodo del presidente de la República.

Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena, criticó en tribuna la actitud vociferante de la oposición, y respondió a Zepeda que no es esa la intención de su partido. “Es distinto... (El presidente) fue electo por seis años. No hay lugar. No procede... Aunque se modificara la Constitución podría ampliarse su periodo”.

Ofreció a la oposición, y así fue aceptado por senadores del PRI y PAN, interceder ante la Cámara de Diputados.

Postura del CJF y expertos

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) dijo que participó en la elaboración de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y de Carrera Judicial. Sin embargo, se deslindó del artículo transitorio que aprobó el Senado de la República para extender el mandato del actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Poder Judicial de la Federación, Arturo Zaldívar.

Mediante un comunicado, el CJF expuso que los proyectos de leyes que implementan la reforma constitucional del 11 de marzo de 2021, fueron elaborados al interior del Poder Judicial de la Federación (PJF) y su contenido fue público desde 2020.

Sin embargo, precisó que... 

“el artículo décimo transitorio (para ampliar el periodo del presidente de la Corte) dado a conocer el día de hoy (ayer 15 de abril), no sólo no fue elaborado por el equipo redactor de las propuestas originales, sino tampoco fue solicitado por el Poder Judicial de la Federación”.

El Consejo de la Judicatura Federal recordó que si bien el Senado ya aprobó la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la minuta aún deberá ser analizada por la Cámara de Diputados.

“Reiteramos que nuestra única prioridad es que sean aprobadas las leyes reglamentarias de la reforma constitucional al Poder Judicial Federal, que consoliden su autonomía e independencia”, indicó.

El investigador del Colegio de México y exministro de la Suprema Corte, José Ramón Cossío, argumentó que el artículo 97 constitucional, párrafo cuarto, actualmente en vigor, señala que “cada cuatro años, el Pleno elegirá de entre sus miembros al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior”, por lo cual —sugirió— el dictamen aprobado por el Senado sería inconstitucional.

Por su parte, el abogado constitucionalista Diego Valadés, dijo en Twitter que “la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación no puede modificar la Constitución. El periodo del Presidente de la Corte es improrrogable. El presidente Zaldívar es un constitucionalista serio que no merece ser objeto de maniobras que lo exponen a comentarios desfavorables”.

politica@eleconomista.mx