El Triángulo de Guanajuato se convirtió en el 2018 en la región con mayor número de feminicidios en el país, 298 asesinatos. La mayoría estuvieron relacionados con el crimen organizado, según María Salguero.

La activista explicó a El Economista que el Corredor Industrial de Guanajuato, en el que se encuentran ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), ha superado las cifras de feminicidios en el país, incluso con mayores registros que el Estado de México.

Explicó que las causas principales de feminicidios perpetrados en el Estado de México corresponden a violencia familiar, mientras que en Guanajuato se deben principalmente a la disputa del territorio entre cárteles.

Salguero indicó que el incremento de feminicidios en la entidad fue a partir de que el cártel Santa Rosa de Lima declaró abiertamente la guerra al cártel Jalisco Nueva Generación por el control del territorio.

“(La disputa) por la perforación de los ductos no es el total (de robo de hidrocarburos). Hay más, como el robo dentro de las pipas, el robo en altamar, pero (el huachicol) sí es el más violento y empezó a ser un área de oportunidad para los cárteles porque la inversión es mínima.

“A partir del 2017, la violencia se disparó por el control de la zona de los ductos, la zona en donde más asesinan mujeres es en el Triángulo de Guanajuato. Es la zona de Celaya, Irapuato, Salamanca y León”, afirmó.

De acuerdo con el mapa de la activista “Los feminicidios en México”, 30% de las mujeres asesinadas en la entidad eran familiares o parejas sentimentales de integrantes de grupos delictivos.

“El asesinar a las mujeres con la pareja sentimental (ligada a grupos delictivos), es un patrón que se da en las venganzas entre los cárteles del crimen organizado.

“A pesar de que son asesinatos violentos, generalmente las encuentran torturadas, maniatadas, con el tiro de gracia o con narcomensajes, generalmente en caminos de terracerías, no son calificados como feminicidios”, advirtió Salguero.

En Guanajuato, 85% de los feminicidios tienen el sello del crimen organizado, puntualizó.

Enfatizó que en la mayoría de los casos las mujeres en que son asesinadas con armas de fuego, éstas son de uso exclusivo del Ejército.

“Es necesario un plan integral. Estamos hablando de crimen organizado que no nada más es a nivel estatal. Deben de hacer un análisis de contexto de violencia nacional e involucrar a la Federación, porque estamos hablando de tráfico de armas”, agregó.

Finalmente, María Salguero destacó que de acuerdo con el concepto de la Organización Mundial de la Salud, México tiene seis entidades con epidemia de violencia: Colima, Baja California, Guerrero, Chihuahua , Zacatecas y Guanajuato, ya que se asesina a 10 personas por cada 100,000 habitantes.

[email protected]