Puerto Vallarta.- El titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Rafael Morgan Ríos, aseguró que estamos agarrando a peces gorditos , pues en la administración que está por terminar se inhabilitaron o destituyeron a 608 funcionarios de alto nivel.

Al inaugurar aquí con la representación presidencial la 89 Asamblea-Convención Nacional del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), informó que en materia de fiscalización en este sexenio se aplicó una cifra récord de 50,829 sanciones administrativas.

Alguien puede decirme, pues sí, hay muchas sanciones porque hay mucha corrupción. No vamos a negar que haya o no haya corrupción, simplemente que ahora hay cero impunidad; a quien se atrapa recibe algún castigo , argumentó.

De acuerdo con el funcionario, de esta cifra de sanciones administrativas aplicadas en esta administración, 9,528 fueron sanciones fuertes de inhabilitación y destitución y 608 fueron contra funcionarios de alto nivel, es decir, de director de área para arriba.

Aquello que se dijo muchas veces que si no agarran a peces gordos, pues estamos agarrando a peces gorditos , dijo Morgan Ríos.

Explicó que las sanciones impuestas a los peces gorditos implican destitución del cargo e inhabilitación de altos funcionarios, y esta última puede ser de tres meses a 20 años.

El funcionario federal mencionó que entre los delitos cometidos por funcionarios públicos sancionados en este sexenio están falsificación de documentos, declaraciones incorrectas, presentación de títulos falsos o robo de recursos públicos.

Entre los casos más sonados de peces gorditos sancionados está el de María del Rocío Cárdenas Zubieta, la ex directora de PMI, Comercio Internacional, filial de Petróleos Mexicanos (Pemex), que revendía productos de la paraestatal en el extranjero. La involucrada está prófuga.

Asimismo, el caso del ex director de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Néstor Moreno Díaz, quien se encuentra preso acusado de haber recibido millonarios sobornos de empresas estadounidenses a cambio de otorgarles jugosos contratos de la paraestatal.

Otra caso es el de funcionarios de Pronósticos para la Asistencia Pública que presuntamente participaron en un fraude para ganar más de 110 millones de pesos con el sorteo Melate. Los involucrados fueron inhabilitados 20 años y se aplicaron multas de 180 millones de pesos.

También fueron destituidos e inhabilitados dos funcionarios de la Secretaría de Hacienda que aceptaron documentos falsos para la contratación de deuda del estado de Coahuila.

Morgan Ríos informó que en términos generales, los órganos internos de control de los diferentes organismos y dependencias de la administración pública han rescatado más de 20,000 millones de pesos de actividades que no se hacen o se hacen mal, y en los estados la cifra asciende a más de 3,000 millones de pesos en este sexenio.

Por otra parte, el funcionario se pronunció en contra de la desaparición de la Secretaría de la Función Pública, como han planteado algunas voces ante el próximo cambio de gobierno, pero opinó que lo importante es que se mantenga la lucha contra la corrupción.

Destacó que algunos temas ya llegaron para quedarse, como la Ley de Transparencia, una ley anticorrupción promovida por la propia SFP con sanciones más fuertes que pueden alcanzar hasta 30% de los contratos que se realicen en la administración pública.

Dijo que la propuesta del gobierno entrante para aprobar una ley anticorrupción está detenida, por lo que anticipó que la SFP, cuyo presupuesto asciende a 1,300 millones de pesos, se mantendrá uno o dos años más, mientras se logra sustituir la estructura de la dependencia sin perder los temas de lucha contra la corrupción y de mejora de la gestión.

Aclaró que en pláticas con miembros equipo de transición del presidente electo, Enrique Peña Nieto, se desconoce si va a desaparecer la secretaría o no.

APR