La PGR deberá dar a conocer, en un plazo máximo de 10 días, una versión pública de la averiguación previa y el expediente de seguimiento a la recomendación de la CNDH sobre el caso Tlatlaya.

Esto luego de que el pleno del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) resolvió por unanimidad que no había causal de reserva sobre el caso, pues la información está relacionada con un caso de violaciones graves a los derechos humanos.

El comisionado Joel Salas Suárez, encargado del análisis del expediente, recordó que un particular solicitó a la PGR las actas, investigaciones, denuncias y cualquier otro documento relacionado con los hechos ocurridos el 30 de junio del 2014 en la comunidad San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, Estado de México, donde 22 personas fueron presuntamente ejecutadas por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Como respuesta, la PGR hizo pública una versión de la averiguación previa SEIDO/UEITA/174BIS/14, además del expediente referido de la CNDH sobre el caso. Sin embargo, los documentos reservaban los datos “de personal sustantivo de la PGR, la información de las investigaciones vinculadas y los datos personales de personas físicas”.

Ante esto, la persona solicitante presentó un recurso de revisión ante el INAI en contra de la reserva.

El organismo autónomo expuso que “no resultaba aplicable ninguna causal de reserva, toda vez que la averiguación previa y expediente de seguimiento del caso Tlatlaya, es información relacionada con violaciones graves de derechos humanos y sólo se actualizaba la confidencialidad de los nombres y firmas de personas físicas”.

Y agregó que la información requerida deberá incluir nombre, firma y cargo de los servidores públicos a quienes se le siguieron procedimientos penales administrativos en su contra y que ya fueron sancionados.

[email protected]