Manejar un país no es una tarea sencilla, razón por la que el trabajo de un presidente es uno de los mejor remunerados del mundo. En el caso de América del Sur, la mayoría de los presidentes tienen un sueldo mensual inferior a 10,000 dólares, con excepción del mandatario chileno Sebastián Piñera, el uruguayo Tabare Vázquez y el colombiano Iván Duque, cuyos sueldos llegan a 14,310, 13,556 y 10,091 dólares, respectivamente.

Uno de los países que superaba ese límite era México, pues el salario de Enrique Peña Nieto llegaba a 13,153 dólares y se ubicaba en el top tres de la región, pero con la llegada de Andrés López Obrador este sábado, dicho monto caerá 60% por petición del presidente electo, que pasará a ganar 5,273 dólares al mes, convirtiéndose en el mandatario con el tercer sueldo más bajo de la región antes de tomar el cargo. Su paga superará únicamente a la del peruano Martín Vizcarra (4,569 dólares) y el boliviano Evo Morales (3,441 dólares).

El profesor del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Egoitz Gago, destacó que “la decisión de López Obrador se debe a que quiere proyectar una versión austera de su gobierno, pues no solo ha bajado el sueldo, sino que también busca rebajar los gastos de la oficina del presidente y de su mecanismo de seguridad”.

Pese a que los ingresos de estos mandatarios solo abarcan sus funciones como presidente en su mayoría, hay casos excepcionales como el del ecuatoriano Lenín Moreno. Su sueldo, que llega a 9,692 dólares, es el cuarto más elevado de la región, aunque eso se debe a que incluye su pensión como exvicepresidente, cargo que ocupó entre 2007 y 2013 durante la presidencia de Rafael Correa. Como mandatario obtiene 5,635 dólares, mientras que por sus anteriores funciones recibe 4,057 dólares, según fuentes oficiales.

Una situación diferente enfrenta el presidente de Brasil, Michel Temer, quien percibe 7,905 dólares como salario mensual, pero solo se queda con 699 dólares como ganancias netas, pues el resto del dinero se va en descuentos por su jubilación como procurador del Estado de São Paulo, que en septiembre llegó a 7,100 dólares. Además, también tiene recortes por el impuesto de renta (17 dólares) y la previsión (88 dólares). Esto con el fin de que su paga mensual no sobrepase el techo constitucional, fijado en 8,612 dólares.

Duque gana 42 veces el mínimo

Si se compara el sueldo de un presidente con el salario mínimo de su país, la diferencia más grande se registra en Colombia, donde la paga de Iván Duque es 42 veces más grande que el mínimo mensual, cuyo monto actual es 240 dólares.

Para el analista político y gerente general de la consultora Estrategia y Poder, Carlos Arias, las diferencias socioeconómicas y de desigualdad son la obligación de un mandatario que propone “la equidad” como mensaje de gobierno.

“El Gobierno debería plantear una reforma en la que no solamente el presidente ajuste su salario, sino todos aquellos funcionarios públicos cuya remuneración sea igual a los 32 o 35 salarios mínimos”, aseguró. La situación opuesta se registra en Bolivia, donde Evo Morales gana 11 veces el salario mínimo de su país, que llega a 292 dólares, superior al de Colombia por solo 52 dólares.

En el caso de Chile, que tiene el salario mínimo más alto de la región con 425 dólares, el sueldo de Sebastián Piñera supera ese monto 33.6 veces. Por su parte, la reducción del sueldo de López Obrador tampoco contribuye a solucionar la desigualdad en salarios, pues su sueldo sería 41.5 veces superior a los ingresos mínimos de un ciudadano, los cuales llegan a 127 dólares y son los más bajos de la región.

Casos especiales de la región

Fuera de América del Sur, concretamente en Centroamérica, el salario más alto de un gobernante latinoamericano lo tiene Guatemala, pues el presidente Jimmy Morales gana 19,300 dólares mensuales, suma 50 veces superior al salario mínimo de su país, que llega a 393 dólares.

Otro caso especial es el de Venezuela. A pesar de que el año pasado, el sueldo de Nicolás Maduro llegaba a 4,068 dólares según la Ley Orgánica de Emolumentos, Pensiones y Jubilaciones de los Altos Funcionarios del Poder Público, dicha regulación fue declarada nula hace un año.

erp