El presidente Andrés Manuel López Obrador admitió una demora en el inicio de las obras del aeropuerto civil de Santa Lucía debido a los amparos que han interpuesto organizaciones y personas. Llamó a los jueces a resolver estos recursos de manera pronta; consideró que no hay “motivo ni razón” para frenar el proyecto, y dijo que quienes se oponen al aeródromo actúan como “rebeldes sin causa”.

“En el caso de Santa Lucía, ya está resolviendo el Poder Judicial, declarando improcedentes los amparos, porque legalmente no hay sustento, son mecanismos que se están utilizando para detener la obra con propósitos políticos, no hay fundamento legal porque no existe una causa que justifique el que se pueda detener la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, no hay motivo ni razón para eso.

“Estamos esperando que el Poder Judicial concluya. Ha habido una demora por estos amparos, pero estamos haciendo todo de acuerdo al marco legal, no alterando lo que está establecido en la Constitución, en las leyes, garantizando los derechos de todos los ciudadanos y que la autoridad judicial resuelva. Lo único que estamos pidiéndoles es que lo hagan de manera pronta y expedita, porque así lo requiere la obra”.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, el presidente López Obrador dijo que en el caso del proyecto del Tren Maya no hay ningún recurso legal que impida su construcción.

“En el caso del Tren Maya, no hay problemas, toco madera, no vaya a ser que ahora se vayan a presentar amparos en serie, pero no ha habido ningún problema”, refirió.

El presidente López Obrador pidió a quienes han interpuesto los amparos, a desistir, porque dijo que no tiene razón y sólo se hacen ver —a su juicio— como “rebeldes sin causa”.

“Es algo que decidieron nuestros adversarios, yo creo que de manera equivocada, yo los llamo a que reflexionen, esas no son formas de oponerse a nuestro gobierno, porque se afecta a todos, y no hay razón, actúan como rebeldes sin causa, no tienen por qué detener esta obra, ni tampoco lo del tren, ya hablamos de que el Tren Maya, más de la mitad de su extensión, de los cerca de 1,5000 kilómetros, son de las antigua vía del Tren de Sureste”, comentó.

[email protected]

erp