El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció por cancelar el examen de admisión que practica año con año el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior, A. C. (Ceneval) para el ingreso de jóvenes al bachillerato. Asimismo, el mandatario se pronunció en favor de que continúe el pase automático en la UNAM.

El Primer Mandatario aseguró que todos los jóvenes deben tener el mismo derecho a tener acceso a la educación. El Presidente no especificó si llevará a cabo una acción para cancelar dicho examen.

—¿Usted estaría planteando eliminar el examen de ingreso al bachillerato, que es la puerta de entrada a la UNAM?— Se le preguntó al mandatario federal durante su conferencia de prensa esta mañana en Palacio Nacional.

“Sí, yo no estoy por los exámenes de admisión, yo pienso que todos tienen que tener la oportunidad de estudiar y que incluso si llegan con rezagos, que haya un periodo de actualización, de mejora educativa para que puedan estudiar; pero no rechazar, no estoy por esa política de rechazo. Es mil veces mejor tener a un joven estudiando que tenerlo en la calle”, respondió López Obrador.

El dignatario consideró que, “lo ideal, es que todos los que quieran ingresar a la universidad puedan hacerlo y que se supriman los exámenes de admisión, que se garantice el derecho a la educación. La educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo”.

Estimó que, en lo que él denomina como “periodo neoliberal”, se utilizó como “pretexto” que los jóvenes no pasaban el examen de admisión y se les rechazaba.

“Y no es cierto, fue una mentira, no es que no pasaran el examen de admisión, es que no había espacios porque no había presupuesto en las universidades, porque el propósito era poner la educación al mercado como si fuese una mercancía, privatizar la educación”, sostuvo.

Argumentó que “se hacían los exámenes, hasta en la UNAM. Si solicitaban su ingreso 10,000 para entrar a medicina, decidían que iban a aceptar 500; entonces aplicaban un examen con 120 preguntas y resolvían que iban a ingresar los que contestaran bien 118, el que contestaba bien 117 preguntas no pasaba. Entonces, no es que reprobara el examen, es que no había espacio, no había cupo”.

El presidente López Obrador se pronunció en favor de que continúe la aplicación del pase automático en la UNAM, de bachillerato a universidad.

“Hace poco, precisamente el rector de la UNAM (Enrique Graue) me visitó, me trajo una tabla sobre el nivel económico de los estudiantes de la UNAM, que son como 250,000 estudiantes, y me decía con mucha satisfacción que el 60% de los que estudian en la UNAM eran estudiantes de familias pobres, mientras en el resto de las universidades públicas del país sólo el 35% eran estudiantes de familias pobres.

“Y entonces le dije: esto es posible porque se mantiene el pase automático, porque la UNAM tiene escuelas de nivel medio superior y el que estudia en esas escuelas tienen entrada automática a la UNAM, no tiene que presentar el examen. Entonces, yo sí estoy a favor de que se abran los espacios”, expuso.

Cabe destacar que anualmente el Ceneval aplica un examen de conocimientos generales a los jóvenes que egresan de secundaria, con el propósito de ubicarlos en escuelas de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional, entre otras instituciones como el Colegio de Bachilleres o el Conalep, con base en el número de reactivos positivos que contesten en el examen.

[email protected]