Desde Colima, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso un ultimátum a su gabinete de salud para resolver el problema de desabasto de medicamentos en México.

“Ya tenemos que terminar de resolver el problema del abasto de los medicamentos. Esto es para Juan Ferrer, para el doctor (Jorge) Alcocer”, enfatizó dirigiéndose al titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y secretario de Salud, respectivamente, presentes en el evento Plan de Apoyo a Colima.

“Yo no quiero escuchar que faltan medicamentos y no quiero excusas de ningún tipo.

No podemos dormir tranquilos si no hay medicamentos para atender enfermos.”

Durante la reunión en respaldo de Indira Vizcaíno Silva, gobernadora de Colima, a la que asistió todo el gabinete lopezobradorista, el titular del Ejecutivo federal dijo que no va a estar tranquilo hasta que haya abasto suficiente de medicamentos.

“Atención médica y medicamentos gratuitos y no cuadro básico, todos los medicamentos. Hasta los más difíciles de conseguir.  Por eso se abrió la posibilidad de comprar los medicamentos en el mundo. Ya no hay excusas.”

López Obrador explicó que su gobierno reforzará cuatro acciones en materia de salud para que haya instalaciones adecuadas, no falten los médicos y especialistas, no hay desabasto y se basifique a los trabajadores del sector contratados bajo el régimen eventual.

El pasado martes, familiares de niños con cáncer se manifestaron en la entrada de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México nuevamente para exigir se atienda la falta de medicamentos oncológicos en los hospitales públicos.

El Economista ha documentado que padres de niños con cáncer han tenido incluso que ir a Guatemala para conseguir las medicinas que necesitan los menores.

rolando.ramos@eleconomista.mx