El presidente Andrés Manuel López Obrador condenó el asesinato esta mañana de Samir Flores Soberanes, uno de los dirigentes opositores a la operación del gasoducto y una termoeléctrica en Morelos.

En conferencia de prensa esta mañana en Monterrey, Nuevo León, el Primer Mandatario sostuvo que es un hecho desafortunado.

Sin embargo dijo que esto no es argumento para cancelar la consulta que convocó para los días 23 y 24 de febrero, a fin de conocer la opinión de las personas en torno a la termoeléctrica de Huexca.

“Lamento mucho lo del asesinato de un dirigente en Morelos, opositor a la termoeléctrica; es un crimen vil, cobarde, esa es la información que tengo hasta ahora. Vamos, desde luego, a tener más información y a investigar y a proceder para que se esclarezca este crimen, reprobable, lamentable, y vamos a dar a conocer una postura el día de hoy, que tengamos más elementos. La consulta la tenemos que continuar, porque es un proceso que ya se acordó en una asamblea”, refirió.

Presidencia

El gobierno federal condenó el asesinato de Samir Flores Soberanes, quien era dirigente en Amilcingo, Morelos, y opositor al Proyecto Integral Morelos, indicó Jesús Ramírez, coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República.

A través de su cuenta de Twitter @JesusRCuevas, el funcionario federal aseveró que la manifestación de las ideas es un derecho fundamental para la democracia, e indicó que en el transcurso del día se emitirá un posicionamiento sobre el homicidio de Flores Soberanes.

Samir Flores, líder opositor a la termoeléctrica de la Huesca, en el municipio de Cuautla, Morelos, fue asesinado a balazos durante la mañana de este miércoles a las puertas de su casa.

Durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como un crimen vil y cobarde el asesinato de Flores Soberanes, e indicó que se tendrá más información, “vamos a investigar y a proceder para que se esclarezca este crimen”.

Agregó que la consulta sobre la operación de la termoeléctrica continuará porque es un proceso que se acordó en una asamblea, se informó a la gente “y no podríamos detenerla porque no sabemos con qué intención se cometió el horrendo crimen”.

López Obrador comentó que a lo mejor una de las posibilidades (del ataque) era afectar la consulta.

jmonroy@eleconomista.com.mx