El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió a las empresas distribuidoras en México que el gobierno les comprará medicamentos sólo si venden a precios justos y obtienen utilidades razonables.

Luego de que anunció que su gobierno compró en Francia un lote de medicamentos que necesitaban niños con cáncer, tras un intento de sabotaje por parte de las tres principales distribuidoras de medicinas, dejó en claro que si no hay una buena oferta en el país “vamos a comprar los medicamentos en cualquier parte del mundo”.

Durante el diálogo con el personal del Hospital Rural de Maxcanú, el número 59 de los 80 nosocomios del programa IMSS Bienestar en el país, el mandatario subrayó que "el que quiera hacer negocio está permitido, pero con utilidades razonables".

Reveló que la única justificación que tenían las distribuidoras “es que daban moches para tener esos contratos, es decir sobornar a las autoridades para tener esos contratos”, pero tenían acaparada la venta de medicamentos mientras que los niños con cáncer no lo tenían, por lo que los comparó con "huachicoleros".

"Vamos a seguir comprando los medicamentos en México si son precios justos con utilidades razonables, nada de 200 o 300% más caros, y si no quieren compramos los medicamentos en el extranjero", sentenció.