El envejecimiento en América Latina se acelera y el desafío puede ser del tamaño de un tsunami en términos de salud pública si no se actúa decisivamente con programas de prevención para que ese segmento de personas, que dentro de 10, 20 y 30 años serán adultos mayores, tengan una vejez razonablemente saludable.

Hay estudios de que la agudización del envejecimiento se sentirá sobre todo a partir del 2020 cuando la población mayor de 65 años empezará a crecer a ritmos elevados.

Eso significa costosos problemas de salud pública, pero también oportunidades de negocios para empresas especializadas en productos y servicios para adultos mayores.

Es decir, se está detonando un nuevo mercado, y viene con fuerza. A México está llegando inversión extranjera dirigida a este segmento. Un caso es el de la líder estadounidense en residencias de retiro Belmont Village, que viene construyendo desde hace dos años un desarrollo vertical de 133 departamentos en la Ciudad de México y está por arrancarlo este año.

Ha tenido tal respuesta que ya tiene lista de espera, y planea invertir unos 2,000 millones de pesos en cinco desarrollos más en cinco años en la capital del país, con miras a dirigirse posteriormente a otras ciudades.

Dirigido en México por Alonso Zapata, el modelo de negocio de Belmont Village es interesante y desconocido en México. Es como inmobiliario con un enfoque social y médico, pues sus servicios incluyen departamentos residenciales junto con programas de Assisted Living, Cuidado y Compañía y Memory Care para personas con demencias como el Alzheimer. La opción para cada residente se define en función de una evaluación geriátrica integral y funciones sobre la cognición, las cuales se les hacen cada seis meses para medir si se va enlenteciendo el avance con las actividades diarias enfocadas.

Propiedad de la empresaria estadounidense Patricia G. Will, hija política de un mexicano oaxaqueño, para la compañía es su primer proyecto fuera de Estados Unidos. Es un edificio en Santa Fe conectado mediante un puente con el Centro Médico ABC, que en alianza dará el servicio de urgencias y rehabilitación, así como intercambio de capacitación de personal.

El modelo de la empresa es trabajar igualmente muy de cerca con las universidades así lo hace en Estados Unidos en diferentes aspectos como investigación y desarrollo de programas dirigidos, así como para capacitación. Esto último es muy importante, ya que en México hay una enorme necesidad de preparar recursos humanos para cuidado de adultos mayores. Sólo considérese que hay 300 geriatras en todo México.

Se están aliando para ello con el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Iberoamericana que se han mostrado abiertas porque les abre posibilidades a un conocimiento y cultura sobre el trato a personas mayores que casi no existe en México.

El concepto de Belmont Village es como el de un hotel o un barco con servicios de hospital, pero no es ninguna de las tres cosas. Consiste en la renta de departamentos tipo suites exclusivas con membresías desde 60,000 pesos mensuales para residentes mayores de 65 años con servicios y amenidades que les permitan vivir cómodos, con independencia, asistidos con cuidadores cuando lo requieran, y con amenidades opcionales para mantenerse activos y tener calidad de vida.

Cofepris, presente en reunión ?de reguladores

Resulta que existe una Coalición Internacional de Titulares de Agencias Reguladoras de Medicamentos (ICMRA), y en estos días está reunida en la ciudad de Filadelfia, donde participa el titular de la Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz, quien ya nos contará los temas que ahí traten. Por cierto, el titular del regulador sanitario mexicano también va dentro de la comitiva de la gira presidencial a Canadá esta semana.