El estado de Guanajuato está por ser pionero en la constitución de una institución financiera con inversión público-privada para financiar, en el mediano y largo plazos proyectos de infraestructura en esa entidad de la República Mexicana.

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo está a punto de poner en operación una sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) que inicialmente buscará participar en el arrendamiento de la flota vehicular del gobierno estatal que hoy es de 3,000 vehículos.

Pero en el mediano y largo plazos el propósito es que, una vez integrada la participación de inversionistas privados, su capital permita financiar cadenas de proveeduría y sobre todo proyectos de infraestructura estatal.

Incluso podría, en algún momento, destinar sus recursos al financiamiento de los municipios del estado.

La necesidad de recursos del gobierno estatal y el objetivo de impulsar la economía local llevó a buscar alternativas y encontraron modelos a replicar en Singapur y California, Estados Unidos.

El mandatario estatal explica que hoy cuenta con menor presupuesto de inversión que su antecesor.

Además la economía de Guanajuato registró un severo impacto, por el desabasto de gasolina al inicio de este año, y que de acuerdo con cálculos preliminares podría rondar los 15,000 millones de pesos, según el secretario de finanzas del gobierno estatal, Hécto Salgado.

Guanajuato es el clúster de producción de vehículos más importante de México, con inversiones crecientes de EU, Japón, y Alemania y no puede frenar su avance económico.

El nuevo vehículo financiero será una especie de banca de desarrollo con capital mixto, que financie proyectos que hoy no financia la banca comercial; ahí existe un hueco que buscará cubrir este nuevo vechículo financiero, dice Salgado.

Rentabilidad y motor de desarrollo

El director del Instituto de Seguridad Social de Guanajuato, Ricardo de la Peña, explica que se trata de un nuevo modelo de coordinación y de trabajo entre el sector público y la Iniciativa Privada para impulsar esquemas de desarrollo económico con el componente de rentabilidad.

Los pasos iniciales de registro ya están dados y se trata de una Sofom con vocación de arrendamiento puro y financiero.

Una vez que arranque, con la apertura de cuentas, hacia el mes de septiembre se buscará levantar el capital de los inversionistas privados.

El Plan de Negocios prevé que se constituya en un porcentaje de 49.5% del Instituto de Seguridad Social de Guanajuato y 50.5% de los empresarios.

El capital inicial será de 500 millones de pesos, dividido en 250 millones de pesos del Instituto y 250 millones de pesos de los inversionistas privados.

Lo que se estableció en el Plan de Negocios es que el rango de inversión mínimo sea de 3% del valor de capital: 500 millones de pesos. Y que el techo no sea superior a 8 por ciento.

Y sólo se invitará a personas físicas que serán sujetas a un estricto filtro de confianza para garantizar su honorabilidad.

Además del financiamiento de proyectos de infraestructura, este nuevo vehículo busca aumentar la rentabilidad de los recursos de los trabajadores.

Con un riesgo acotado se buscará obtener una mayor rentabilidad.

La tasa de interés pasará, de acuerdo con las proyecciones del 8.2% que reciben actualmente los recursos invertidos en papeles del gobierno a una tasa de 17 por ciento.

ISSG, el más sano

El Instituto de Seguridad Social cuenta con un patrimonio superior a 24,000 millones de pesos.

De esa cantidad, 14,000millones de pesos están en inversiones e instrumentos financieros mayoritariamente en papeles gubernamentales; otros 8,000 en préstamos a asegurados; y el resto en unidades de negocios, como una cadena de 202 farmacias, con cobertura en todo el estado, en los 46 municipios, además de algunas plazas comerciales y estacionamientos.

Actualmente los recursos de los trabajadores en el instituto están fondeados a 4% hasta el año 2081.

Es uno de los tres institutos de pensiones de las entidades de la República Mexicana que goza de salud financiera.

ATISBOS

PEINE.- Finalmente salió el peine. La foto difundida en redes, en la que aparecen los exsecretarios de Hacienda, José Antonio Meade y José Antonio González Anaya, saliendo de Palacio Nacional, generó una gran cantidad de especulaciones que se magnificaron luego de que en una entrevista televisiva de pasillo, el actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera, negó que hubiera estado con ellos.

“Tal vez se reunieron para platicar entre ellos”, le dijo a la reportera. Finalmente, vía Twitter el propio Herrera reconocería que sí había desayunado con ellos.

Textualmente escribió: Reconozco el valor de las experiencias pasadas de mis predecesores en la Secretaría de Hacienda.

Por eso en los últimos meses he tenido reuniones informales con casi todos los secretarios de Hacienda desde 1994 y con casi todos los subsecretarios del ramo desde 1982.

Con algunos de mis predecesores las reuniones son de carácter oficial como con José Ángel Gurría, actual secretario general de la OCDE, ó Agustín Carstens, gerente general del Banco de Pagos Internacionales (BIS).

Otras son más informales, sin agenda y con un diálogo abierto como la que tuve hoy con Jose A. Meade Kuribreña y José Antonio González Anaya.

En esta última sólo hubo dos problemitas: 1. No hubo chilaquiles en el menú y 2. Les tomaron una foto al salir y se chivearon mucho.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.