No hay duda que vendrán vientos fuertes y violentos en el camino rumbo a la compra internacional de medicamentos que la UNOPS ejecutará para el Gobierno de México. Por lo pronto, el Poder Judicial entró ya en el terreno de juego al ingresar varios amparos presentados por la industria farmacéutica: tanto Canifarma como Anafam y en forma individual también se ampararon empresas mexicanas productoras de fármacos. En cada caso tienen sus argumentos, pero el reclamo al unísono es el cambio al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones que justo abrió una puerta emergente a UNOPS para ejecutar la compra de terapias del sistema público nacional de salud.

Aparte, un grupo de senadores también están impugnando ante la Suprema Corte el mismo cambio de ley porque va contra lo que marca nuestra Carta Magna que debe estar por encima de todas las leyes. Si se concede la suspensión -nos dicen expertos consultados-, el Poder Judicial podría ordenar al Ejecutivo que detenga la megacompra de UNOPS y no decline funciones tan vitales como la adquisición de insumos para salud.

Mientras tanto, ante la amplia expectativa por el interminable desabasto de terapias, la UNOPS -que prepara una primera licitación bianual para 2021-2022- no ha emitido públicamente algún informe del proceso. Desde el 31 de julio que firmó el acuerdo con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) ya pasaron dos meses sin reportar qué pasos ha dado para la compra internacional encargada.

Tampoco ha tranquilizado a la planta productiva de medicamentos en México que ve venir un panorama negro ante la llegada de empresas de todos los países que quieren aprovechar la enorme oportunidad de puertas abiertas a un mercado grande e importante como el mexicano que está dando señales de bajar las exigencias en calidad pues el regulador sanitario Cofepris se anticipó a anunciar registros simplificados para las compras internacionales.

La gran preocupación del sector es que los 4 años que dure el convenio con UNOPS serán suficientes para acabar con la planta nacional farmacéutica compuesta por unos 250 laboratorios a lo largo de la República mexicana.

Es increíble que la estrategia del actual gobierno sea excelente para fomentar la industrialización de otros países y para impulsar la depauperización del empleo en una industria que impacta positivamente en el ámbito médico-científico con efecto multiplicador en muchas ramas de alta exigencia técnica y de preparación.

De no creerse de verdad que México esté atacando la producción local de terapias, justo cuando muchos países van en sentido contrario. A Europa y Estados Unidos, el Covid les hizo ver lo peligroso que es depender de la proveeduría extranjera tanto en material de curación, equipamiento y medicamentos vitales para atender a su población. La pandemia puso en evidencia que un alto grado de dependencia en estos insumos va contra la seguridad nacional y por tanto se decide incentivar la producción local de medicamentos. México hace exactamente lo contrario: con la compra UNOPS destruirá su industria de fármacos que en los últimos años se colocó entre las principales de América Latina.

Otro aspecto peligroso: Para UNOPS el incentivo es comprar más barato. Ello no sólo bajará la calidad de los fármacos en el sistema público de salud, sino también del mercado privado donde se vendrá una lucha encarnizada porque los que no ganen la licitación, ya estando aquí, tratarán de canalizar sus ventas al privado. Compañías de India, Bangladesh y otras asiáticas ya desde ahora están ofreciendo a las cadenas de farmacias medicamento más barato con la promesa de que obtendrán registro simplificado.

Porque además las farmacéuticas de India, por ejemplo, vienen con precios subsidiados pues como sector estratégico en su país reciben agresivos apoyos fiscales y financieros para exportar y conquistar otros mercados.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Twitter.com/MaribelRCoronel

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.