Aquellos que están por recibir la vacuna exijan que el personal sanitario les muestre la vacuna y cerciórese que se la pongan correctamente, recuerde que la vacuna es su derecho.

Las redes sociales reportan casos –afortunadamente pocos– de personal sanitario que simulan aplicar la vacuna SARS CoV-2, las razones sólo ellos las conocen; hipótesis hay muchas. Lo cierto que esta actitud criminal sucedió lo mismo en Cd. Obregón, Sonora, que en la Ciudad de México, los responsables de tan reprochable acto simplemente argumentan errores humanos.

Las inhumanas acciones del personal sanitario ponen en riesgo la salud y quizá la vida de los vacunados, imagine querido lector, que el feliz vacunado vaya por la vida engañado cual rey de chocolate. ¡Es peor una vacuna de mentiras que no estar vacunado!

Afortunadamente estos casos son aislados en el Plan Nacional de Vacunación (PNV); es muy cuestionable que sea parte de una estrategia deliberada, como algunos usuarios lo sugieren en las redes. Está bueno el encaje, pero no tan ancho.

Como dirían los clásicos haya sido voluntaria o involuntariamente, “los errores” del personal sanitario son una oportunidad y una obligación para la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y los responsables del PNV para establecer un protocolo que dé certeza a los vacunados.

Es decir, hacer obligatorio que el personal sanitario realice cuatro simples acciones a la vista de los vacunados: I) muestre la ampolleta, II) extraiga la dosis de la ampolleta, III) muestre la jeringa cargada y, IV) muestre la jeringa vacía luego de aplicar la vacuna.

Además de incrementar las acciones de supervisión e indicar al personal del operativo que no prohíban tomar videos a los vacunados y sus acompañantes. 

Las tentaciones de la vacuna son muchas para el personal sanitario, quizá hoy es el bien más codiciado del sector salud.

Desde luego que la mayoría del personal sanitario cumple con sus obligaciones y trabaja en turnos maratónicos, hay que decirlo también, muchos por iniciativa propia dan confianza a los ciudadanos sobre la correcta aplicación de la vacuna.

Aunque aisladas, las atroces e inhumanas conductas de algunos miembros del personal sanitario deben ser corregidas de inmediato, independientemente de las responsabilidades administrativas y penales que merezcan.

Aquellos que están por recibir la vacuna exijan que el personal sanitario les muestre la vacuna y cerciórese que se la pongan correctamente, recuerde que la vacuna es su derecho, reclámelo; el gobierno no le hace un favor.

Pesadilla electoral

El domingo comenzó la pesadilla electoral, prepárese para recibir millones y millones de spots de los aborrecidos partidos políticos y sus candidatos. Hasta la próxima.

Twitter: @ErosalesA

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.

Lee más de este autor